¿Cuanto crees que vale tu vida?

Por Alae Oundir
Enviado el 29/09/2012, clasificado en Drama
567 visitas

Marcar como favorito

Mi vida poco valía en este momento, llevaba trabajando casi 4 años para no recibir ni un céntimo, ya no tenia amigos, todo culpable de esta desgracia que me perseguida día a día, era mi padre.

 Capitulo 1 – Un mal comienzo

 

 

 

Un fuerte estruendo me despertó, la habitación estaba oscura, lo único que la iluminaba era la farola que había delante de mi habitación, había llovido intensamente ayer y parece ser que seguirá lloviendo hoy también, la lluvia me gustaba, no por el hecho de que no iba a trabajar, sino que me sentía identificado con ella.

 

Por fin era sábado y podría descansar, la mano me dolía, había empezado una nueva temporada de poda de árboles esta semana, como odiaba esos dichosos ciruelos, tenían las ramas muy duras y mi padre no me dejaba dar ni un suspiro. Sinceramente hecho de menos mi clase, el calor de las estufas, los cuchicheos de mis amigos y la mirada de Julia, desde que deje el instituto no la vuelto a ver, exactamente 4 años…

 

Me levante, la lluvia pegaba fuerte, mi estomago rujia por la falta de comida, pero sabia que poco iba a encontrarme en la nevera, además, ya me había acostumbrado a oír sus rugidos, era como si mi cuerpo me dijera buenos días.

 

Abrí la puerta de la habitación, la luz de la cocina estaba encendida, evitaba a toda costa encontrarme con mi padre, tenia el baño al lado de la puerta, así que entre en el y encendí la luz, tenia el cabello ya muy crecido, prefería tenerlo así a pedirle dinero a mi padre para cortármelo, ya sabia como se ponía si le pedías un céntimo, me lave la cara y los dientes, a lo lejos oía un ruido… era mi padre saliendo de la casa, no sabia a donde iba, pero poco me importaba, estar en la casa sin él, para mi era un paraíso. Me acerque a la cocina, que seguía con la luz encendida, tenia hambre así que busque algo para echarme al estomago, pero solo había café y pan de ayer, me gustaba el café, era adicto al café desde los 14 años, justamente desde que murió mi madre, desde entonces solo había café para desayunar. Realmente ahora no de desagrada, uno se acostumbra a los hábitos, cogi el trozo de pan y un baso de café y me dirigí a mi habitación.

-----------------------------------------------

Comentarme que os ha parecido y seguire escribiendo más.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com