Mano Negra. - Capítulo 8

Por Diamondsx
Enviado el 20/11/2013, clasificado en Intriga / suspense
1496 visitas

Marcar como favorito

 Es que lo que yo pienso es que uno se puede colar en una casa fácilmente para robar y escabullirse sin necesidad de que lo pillen, pero cuando ya se meten dos, es más dificil ser cauteloso.
- Pero es que tienes unas miras muy bajas. Relájate. Disfruta de la tarde y olvídate del asunto. Lo que tenga que ser será.
- ¿Cómo? ¿Me estás diciendo que me relaje cuando me han dicho que siga robando y que no importa que lo siga haciendo? 
- Eh, tú haz lo que quieras, que nosotros te hemos dado un consejo. Inténtalo. Si ves que puedes trabajar con un compañero, estupendo. Que no puedes, pues no pasa nada. Así de fácil.

- ¿Sólo eso? ¿No hay más?
- ¿Qué más puede haber?
- Ya...
- Sigamos comiendo que se nos enfrían los macarrones con queso.

Por la noche, llamó a la puerta Louis y ya Will lo dejó entrar pero ya iba con otra predisposición totalmente distinta a la de por la mañana.
- ¿Preparado Will?
- Creo que sí.

Ambos subieron al dormitorio de Will y allí Louis se encargó de explicarle todo.
- Will, te he dejado a los pies de la cama una bolsa con todo lo necesario para que te cambies. Tienes el traje, unos zapatos negros, unos guantes y una perilla de pega.
- ¿También me tengo que poner la perilla?
- Tenemos que ser lo más discretos posibles. ¿Serás capaz?
- Si nunca me han pillado, algo tendré que ser, ¿no crees?
- Vale. Me voy al baño a cambiarme, cuando estés listo, espérame en el descansillo.

Una vez ya listo, se encontró con Louis en el lugar indicado.
- Will, estás perfecto.
- Me siento raro con la perilla.
- Te acostumbrarás. No la vas a tener que llevar siempre. ¿Nos vamos?
- Ok.
- Pues que empiece la acción.

Una vez llegado al lugar, la rueda comenzó a girar.
- Will, lo primero que tenemos que hacer es concretar todo. Hoy es lunes 28 de mayo de 2012, 3:44 de la madrugada y vamos a entrar en la joyería Golden.
- ¿Cómo lo vamos a hacer?
- Sencillo. Como vamos de negro, no se nos verá, por lo que yo, por ejemplo, me arrastraré hasta llegar a un punto muerto de la cámara de seguridad y cortar los cables.
- ¿Y yo?
- Cuando yo haga eso, entrarás dentro a través de la ventana.
- ¿La rompo?
- No, eso haría mucho ruido. Usa este aparato y todo ya saldrá a pedir de boca.
- Ok, empecemos cuanto antes.

Una hora y 38 minutos más tarde, ya estaban en la casa del doctor con el botín encima valorado en más de 6000€.
- Buen trabajo Will. Estás hecho todo un genio.
- Bah, lo he hecho como siempre.
- Pues trabajas bien.
- Gracias. Te sientes mejor estando con un compañero.
- Te lo dije.
- Bueno, me voy a descansar, que es muy tarde y estoy agotado.
- Toma tu parte del botín y descansa.
- Muchas gracias, hasta pronto.

Will subió despacio sin hacer ruido ya que todo estaba a oscuras y se acostó enseguida.

Sin embargo, el doctor no estaba dormido como Will creía. Se encontraba en una parte secreta de la casa y allí se reunió con Louis.
- ¿Qué tal ha ido Louis?
- Mejor de lo que me esperaba. Es un auténtico profesional.
- ¿De verdad?
- Hemos dado con nuestro hombre. Ahora solo espero que se decida y colabore con nosotros.
- Seguro que sí. Entonces, ¿ha pasado la prueba?

- No lo sé, debería hacerle otra para asegurarme.
- ¿Otra? Pero si te robó en tu casa el traje que guardas en el armario de tu dormitorio mientras tú estabas durmiendo y ni te enteraste, so tonto.
- Ya lo sé, pero yo quiero ver cómo se desenvuelve en otro ambiente.

- ¿En otro ambiente? No te sigo.
- Tú déjamelo a mi...

Los dos siguieron hablando sobre el robo de hoy, especificando detalles de todo lo ocurrido mientras que, Will ajeno a todo esto, dormía plácidamente en su cuarto.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com