NO PODRÍA IMAGINAR NADA MEJOR

Por Juan TOMÁS FRUTOS
Enviado el 07/12/2013, clasificado en Varios / otros
406 visitas

Marcar como favorito

Me levanto temprano, y tengo la suerte de verte. Siempre has estado a mi lado, incluso cuando no he sido consciente de ello. Abrazo el día con tus fuerzas y advierto que la hermosura es una de las fuentes eternas de las que beberemos.

Hablamos, aunque no estás presente, y nos contamos nuestras cosas: unas son poco importantes, y a otras les ponemos relieve nosotros. El mundo es así, sencillo y complejo según la óptica que colocamos a la cámara.

Sabes que me gusta madrugar. No me importa el frío cuando eres tú quien aguardas. Me regalas coraje y paz desde el amor multiplicado. Un ciudadano de a pie no aspira a más... ni a menos. He tenido contigo la suerte de cara. El milagro ha sido igualmente que nos contempláramos entre tanta gente. Las prisas y las abundancias a veces no dejan ver el bosque. En nuestro caso vimos la estrella en el árbol más bonito.

Vuelvo a madrugar, y, mientras me acuerdo de los últimos, a quienes no hemos de dejar solos, intuyo que, desde esos primeros rayos que me otorgas con su correspondiente calor, será un buen día. El azar ha dictado que volvamos a estar juntos. Nada mejor podría imaginar.

Juan TOMÁS FRUTOS.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com