Todo al revés.

Por chivo
Enviado el 08/12/2013, clasificado en Intriga / suspense
1659 visitas

Marcar como favorito

En las afueras de mi cuidad que también es pequeña se extendía una campiña deshabitada y muy deteriorada por la erosión, esto hacia que algunos parajes fueran inhóspitos y poco frecuentados por los pocos vecinos que existen.

Un día temprano en la mañana me decidí a visitar aquellos lugares, debía conocer de los alrededores, pues me había mudado reciente y mi vivienda quedaba en las afueras, colindante con la desaliñada campiña. Caminando y disfrutando del extraño lugar, me tropecé con una entrada de garaje que se enterraba en un caminito que era bastante difícil de ver desde la carretera. No se que me hizo caminar por aquella entrada, pero mi instinto no me traicionó, como a unos treinta metros había una casa bastante grande, pero lo difícil de creer era que esta casa estaba construida al revés.

Mentalmente me fui hasta Orlando en la península de la Florida, donde existe una casa museo que también está al revés, aquella era una ficción, para ser visitada por el turismo, esta es una realidad y yo no estaba soñando. No dude de tocar aquella puerta aunque sabia que era una intromisión de mi parte, tampoco podía dejar de hacerlo por mi ambiciosa curiosidad de recién llegado.

La puerta se abrió y me atendió un hombre que no estaba parado de cabeza, pero si caminaba de espaldas y a mi solicitud, me hizo pasar. Realmente caminábamos por el techo de la mansión que como estábamos al revés, era su piso, sus muebles estaban asentados como desafiando la gravedad, pero de cabezas, aquel hombre sin mucho apuro me convido a sentarme en un pequeño asiento preparado para dejar sentar a una persona lo mismo al derecho que al contrario. El individuo sin mucho preámbulo, me habló de algunas cosas, como el bien y el mal, la vida y la muerte, todo incomprensible para mi, puesto que me explicaba que allí, el bien era todavía mas bien y el mal se convertía en bien, que la muerte es vida, que lo difícil es fácil y que el sentido de las cosas es lo incomprensible de la realidad. Mi cabeza daba vueltas, las luces encendidas me iluminaban desde abajo y estaba por caer en lo que seria en una casa normal el techo.

-Se que no me comprendes, me explicó el anfitrión, pero me entiendes, tu cerebro acepta lo que digo, sin decir nada y entiende lo que expreso sin hablar, sin explicar, porque somos eso, un mundo al revés, vivimos en la dimensión equivocada y queremos trascender a otra dimensión. ¿Como es posible realizarlo, sin intentar aceptar lo que nunca hemos aceptado …

Ya he comenzado a mudarme otra vez de la pequeña ciudad, compré una propiedad no lejos estoy cerca de mi nuevo vecino que me ayuda en los quehaceres del traslado, no hay mucho problema siento que hoy estoy aquí y a la vez estoy allá, nada es seguro, pero todo es relativo por el momento estoy aprendiendo algo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com