Yo con tan poco, y tú con tanto.

Por Manuel Murillo
Enviado el 16/12/2013, clasificado en Microrrelatos
581 visitas

Marcar como favorito

-Pero ¿Estás cómodo así?

Y el hombre del espeso bigote, sentado en un sillón y esgrimiendo un humeante puro, le contestó, algo sorprendido por la pregunta:

-Vamos hombre, ¡Mírame!:

>>Tengo pasta, tengo drogas, tengo porno. ¡Soy feliz! ¿Cómo no iba a serlo, joder? Tengo esta puta mansión entera para mí sólo. Puedo hacer lo que me salga de los huevos. Sin ataduras. El mundo a mis pies. Infinitas posibilidades. Esto es vida, chaval.

Aquella noche, aquel hombre derramó unas cuantas lágrimas sobre la almohada antes de quedarse dormido, como hacía todas las noches desde ya no recordaba cuándo. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com