El aroma del amor

Por FreneticO
Enviado el 28/12/2013, clasificado en Amor / Románticos
946 visitas

Marcar como favorito

Estas sentado en tu banco mientras ves números, muchos de ellos acompañados de letras sin ningún sentido. Sabes que es álgebra pero ni siquiera intentas resolverlo. Levantas la cabeza y miras a la profesora Vanesa a quien tanto quieres pero tantas veces desobedeciste, ella siempre esta feliz con sus explicaciones y sus enseñanzas de oro, pero tu te vuelves a la hoja arrepintiéndote de la vida que crees llevar. Alguien pasa por el pasillo, miras como si fuera alguien súper importante, de hecho lo es! Es Camila. La chica perfecta, la que se infiltro en cada molécula de tu corazón sin previo aviso en aquél sueño que presenciaste estando despierto.

La sigues con la mirada hipnotizado por su danzar hasta perderla.

Los dias avanzan como olas de mar y tu sigues varado en la búsqueda de su amor, el amor que tanto deseas porque es tanto lo que la amas!

Ríen, juegan, pelean, se quieren, se extrañan, tu la amas cada dia mas como algo mas que humano y la deseas mientras ella solo cree en tu amistad.

Los dias siguen pasando, y te desesperas más, no sabes como seguir engañándote ante tus sentimientos, ella cada vez te quiere mas pero no lo encuentras suficiente, no te satisface, quieres mas, como un codicioso malhechor en su afán de enriquecerse.

Han pasando algunos meses y has podido controlar en lo mínimo a tus sentimientos insanos, fanáticos de ella como su diosa.

Para entonces ya son lo suficiente amigos como para dedicarse cariño sin igual, pero tu comienzas a creer en su amor y luchas por decidir si se lo dices o no.

Ella es tu obsesión principal ahora, siempre. Tanto que comienzas a investigarla, usurpas cada pequeño detalle de su vida intentando asi.. Acercarte más y mas.. Una vez dentro de su vida descubres algo que te hela el alma, te asusta de muerte por unos segundos. No lo crees, si tu sabias todo de ella, como era posible? Cómo no te diste cuenta? Ahora solo te preguntas quién es él y  si puedes sacarlo de su vida..

Sigues investigando y acuerdas con personas para que te provean información necesaria, con la cual te das cuenta del desastre que se aproxima.

Pasan más dias, ella comienza a contarte sobre él y te duele muchísimo, porque sus palabras son profundas, llenas de intenso amor. Tu sabes lo suficiente de amor! Y fácilmente descubres cuanto ella lo ama.. Te sientes impotente, pero esperanzado pensando en poder obtener su amor de todas formas, su tan puro amor.

No es hasta que ves esa foto cuando tu corazón entra en su shock mas desperanzador, aquella foto donde esta ella y tu amigo Tomás, a quien hacia un tiempo que no veías.. No puedes describir lo que sientes al verla, es como un escalofrío impregnado con el aroma del amor.

Aún así sigues esperanzado, porque es solo una foto, piensas que son solo amigos. De todos modos no te quieres arriesgar, le pides a alguien que hable con él al respecto. Esa persona te da malas noticias.. Tu terror se hace casi inmortal, ellos se aman.. Pero eres el orgullo en carne propia y continuas en la batalla. Ella sigue queriéndote porque tu nunca insinúas nada, solo mueres por dentro combatiendo una lucha que parecía ganada.  Entonces decides que todo  no esta perdido, que quizá hay esperanza en ello.. Pero en el fondo, muy encayado en el fondo sabes que esta perdido.

Pero no lo tomas por seguro todavía.. No hasta el día en que fuiste a casa de Tomás y compartir una linda tarde de 2012. Allí presenciaste la forma más tierna de quebrantar un corazón. Viste como se miraron a los ojos prometiéndose todo el amor que podían darse, y muchísimo mas, viste ese deseo en ambos y eso basto para rendir todas tus fuerzas, te desplomaste viendo algo tan hermoso pero tan destructivo..

Recuerda el día en donde pensaste "contra Tomás es imposible, nadie nunca podría" y con justa razón, sabes que él es la persona mas generosa, con mas bondad en su alma, mas tranquilo, mas amigable y mas respetuosa que conoces. Contra eso no se lucha, a eso solo se lo admira.

Y no es ningún iluso, él se dio cuenta de lo que sentías por ella y no podía quedarse a observar como lo hacías tu.  Así que un dia el te contacta, te invita a pasear en bicicleta sin ningún motivo. Pero ambos saben de que se trataba. Llegan a un lugar alejado de todo ser y comienza la charla que ninguno quería tener.

Se lo dices sin mas, el agacha su cabeza como pensando en una respuesta inteligente, luego de unos minutos silenciosos te dice que el no puede abandonar los sentimientos, al igual que tu. Pero te da una solución distinta.. Ambos deberían dejarla ir.. Pero tu te enojas! Tu sabes que eres el tercero y que no deberías estar ahí discutiendo el tema.. Lo convences de que eso no es lo que quieres, y con la ultima pizca de fuerza le dices que solo quieres su felicidad, y para eso ella debía estar con él. Ese siempre fue su destino y siempre se construiría así.

Parte del atroz sufrimiento terminó al fin, o por lo menos eso creías.. Resulto que luego de semanas, Tomás comenzó a sentirse culpable de todo.. Ahora lidiabas con dos problemas, debías arrancarte lo que quedaba de tus sentimientos y buscar la forma de quitarle la culpa que él sentia.

Logras este ultimo en primera instancia, él comprendió que no era su culpa pero no estaba del todo bien, para eso debías arreglar el primer problema, pero eso no sucedió sino casi un año después.

Pasaron varios meses, ya en 2013, y te invitaron a una fiesta de 15 años donde ella también era participe nata. A todo esto ya conocías a la segunda Camila, pero esa es otra historia, nos centraremos en la primera.

Nunca la habías visto tar hermosa, su vestido era negro, como su pelo y sus uñas, la hacías reír a carcajadas con tus idioteces,las horas pasaban y se divertían. A la hora del baile todo cambio, se hizo mas frío, te sentías horrible, como pudiste aguantar tanto tiempo esos sentimientos no correspondidos? Como podías disimular tanto delante de ella?

Ahí hizo presencia la segunda Camila.. A quien le contaste todo. Ella te dio las fuerzas necesarias para poder decirle todo.

Rozabas la hora de irte cuando decidiste al fin buscarla. Recuérdalo bien.. La llevaste fuera del salón, comenzaste la charla un poco nervioso, pero al final sin ningún arrepentimiento le cuentas todo.. Le cuentas como viviste todo ese pedazo de 2012 atado a ella y lo mucho que disfrutabas.. Todo terminaba en tu memoria, su cara había cambiado de su hermosa sonrisa a una horrorosa seriedad. Ya no sabías que era peor, su estado emocional o lo que pasaría después.

Te tienes que ir, ambos se saludan con un abrazo y ella te dice "siempre serás mi amigo". No sabes como tomarlo, crees profundamente que eso no será asi. Te vas entre sollozos.

***

Lo divido por falta de palabras.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com