Mamá

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
2614 visitas

Marcar como relato favorito

   Encontré un refugio en este lugar tan oscuro y húmedo.

   La soledad no es tanta. Me acompaña una voz cálida, que me hace sentir seguro. Me habla y no entiendo lo que me dice, pero sé que es algo bueno. Me reconforta.

   Esa voz me alimenta y me siento cada vez más fuerte y con más energía, con ganas de salir de este lugar .

   No entiendo lo que me pasa. Ya no hay sitio para mí en este refugio. De pronto se ha hecho pequeño y estrecho. Lo único que veo es una luz que me guía hacia una salida.

   Ya veo a “la voz”. Es tan dulce como imaginé que sería.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed