Enfermedad Tripolar

Por
Enviado el , clasificado en Humor
3560 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon



 

Federico sufría una enfermedad psicológica nueva, llamada: "trastorno tripolar de la personalidad".
Tenia momentos de ira que lo hacían impulsivo y poco razonable, también momentos de depresión e ideas y pensamientos de autodestrucción, y por ultimo, momentos de felicidad en los que irradiaba alegría.
De vuelta a casa, después de una semana sin aparecer, encuentra en su habitación una espesa capa de polvo que superaba los 3 milímetros, esto lo sumió en una gran depresión tomando la decisión de acabar con su vida de un disparo. Federico guardaba en su habitación una 9 milímetros con el cargador lleno, y su decisión ya estaba tomada.

Cuando se dirigía con su pistola hacia al parque para matarse delante de todo el personal, se fija en el cielo y ve un hermoso y nítido arco iris, a Federico le vuelve la alegría y las ganas de vivir, entonces decide subir a un edificio para poder contemplar aquel hermoso arco iris que ilumina la cuidad.
Estando ya en la azotea, Federico fija su vista hacia todos los lados y no encuentra el arco iris, en cambio ve unos pájaros sobrevolar la azotea con gran felicidad, entonces, Federico, empuña su arma y decide disparar a los pájaros que ve volar mientras corre y grita: !!HIJOS DE PUTA YO NO PUEDO VOLAR ¡¡
Entonces, justo en aquel momento un pájaro cae desmayado en la azotea ante sus pies. 
Entristecido y culpable por que un posible disparo de su arma haya herido el animal o aturdido, Federico se decide, no se lo piensa mas, y se sitúa en el borde de la azotea con el pájaro entre sus manos y piensa:"hoy me matare y volare con este hermoso pájaro entre mis manos”


Cuando sus pies se están deslizando, y su cuerpo cae víctima de la gravedad, el pájaro aletea y se caga en sus manos y hecha a volar, le maldice para su adentros pensando "que hijo de puta" aterriza sobre un desafortunado obeso que se encontraba paseando en el lugar y momento equivocado, sin prever que Federico caería sobre el tal cual saco de patatas matándolo en el acto. Federico partiéndose el cuello y 4 costillas... pero salvando su vida.

Lamentablemente para Federico, ahora se encuentra cumpliendo condena por homicidio en una silla de ruedas y con ornitofobia.

 

l.a


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed