EL CUENTO DE LA CIGARRA

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
1104 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Nunca fui un gran estudiante pero sí un gran observador, y esto último me ha dado mejores resultados que ser inteligente, pondré un ejemplo para demostrarlo. Una vez observé como una cigarra ponía unos huevos bajo tierra, hice una marca y teñí los huevos de rojo sin saber muy bien por qué, muchos años después vi brotar a unas pequeñas cigarras y entonces me acordé de lo que hice en su momento, cogí uno de los insectos y se lo dejé a una botánica para que lo analizara, me dijo que se trataba de una cigarra del género Magicicada, investigando sobre el asunto me sorprendió lo que descubrí, esta cigarra tenía una particularidad muy especial que consistía en que una vez que depositaba sus huevos, las larvas permanecían diecisiete años bajo tierra hasta que nacían, conseguí en un laboratorio que me diseccionaran una larva y que me separasen sus genes, hecho esto me los inyecté, la consecuencia de tal acto fue tremenda, mirando mi reloj y visionando un vídeo que grabé antes del experimento, he comprobado que he permanecido diecisiete años durmiendo, y que mantengo el mismo aspecto físico que cuando empecé mi largo sueño.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed