Por la noche

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
1305 visitas

Marcar como relato favorito

   En el silencio de la noche, cuando todo el mundo duerme, es cuando puedo oírlos.

   Oigo los sueños. Cuando son placenteros es como una suave música, pero cuando son pesadillas el sonido es insoportable.

   Ya aprendí a no escuchar los míos, porque, aunque no lo creáis, oigo mis propios sueños y hace tiempo que no son nada placenteros. Por eso escucho los de mis hijos. Me ayudan a dormir. No hay nada mejor que un ser puro para tener un sueño reparador


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed