Los viejos.

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
1368 visitas

Marcar como relato favorito

No todo es cierto en los refranes, es cierto que reflejan la sabiduría popular pero a veces no siempre es así y se equivocan. Es por eso cuando oigo decir, que mas sabe el diablo por viejo que por diablo, pienso que no todas las veces se cumple este refrán tan popular y transmitido de generación en generación, porque en el fondo los viejos son eso, viejos y nada más.

Es teatral lo que sucede en las publicaciones y sobre todo en la TV, santifican a las viejitas y ponen en general a todos los viejos a ejecutar situaciones de forma graciosa o simpática no para hacer el ridículo pero siempre o en su gran mayoría con una pisca de ingenuidad y comicidad, nada cercano a la verdad que se vive en ese gran grupo humano.

La realidad es otra y es realmente oscura, no porque queramos que se comporte así, es por la misma mecánica de la vida y la velocidad que estamos obligados a vivir que tenemos que dejar atrás a nuestros queridos viejitos. En el papel de abuelitos algunos son vigilados por los más jóvenes, temiendo siempre meteduras de patas y errores que en realidad suceden porque como voy a repetir más de una vez, son viejos. Es muy cierto y no es de negar que nuestros viejitos se comportan como fieles cuidadores y ejecutan muchas de nuestras órdenes, al dedillo y hasta se abusa de esa exactitud de la tercera edad, a mi entender es un modo de demostrar a los demás que todavía sirven y pueden ser útiles, además haber llegado a la exactitud por disponer de una gran cantidad de paciencia que no es otra cosa que la experiencia de haber vivido. Todas estas cualidades son buenas aunque no equiparan nuestra desconfianza y lo mejor, nuestra rapidez con que queremos que se ejecuten todas las tareas en relación directa a la vida que llevamos y que siempre aunque los tiempos cambien, se comporta igual, obligándonos como justificación y lo peor a cumplir con una de las leyes dialécticas de que lo nuevo niega lo viejo.

Es que es un premio llegar a la tercera edad y que todo lo que hoy criticamos o desdeñamos  sucederá de una u otra forma, todo porque es el cumplimento del ciclo de la vida y ni ocultar, ni eliminar se puede, solamente nos queda tratar de mejorar las condiciones en este mundo y darle mas valor a quienes ya se lo han ganado, no porque se lo merezcan, es que mejorar en todos los sentidos a la tercera edad, es preparar nuestro camino, el mismo que ya en este momento están recorriendo nuestros viejos.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed