La biblioteca

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
1057 visitas

Marcar como relato favorito

   Allí podía soñar despierto sin ser molestado porque los que visitaban aquel lugar tenían sus mismos sueños.

   Un profundo silencio se hacía en la sala, custodiado por las almas de los libros. Sí, cada libro tenía alma, un mundo interior que había que descubrir y que cuando lo hacías ya nada era igual.

   Eso es lo que hacía él todos los días: descubrir esos mundos y alimentarse de ellos. No había nada mejor que su profesión, la de bibliotecario.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed