¡Ay, Betty!

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
729 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

 

 

En una gélida mañana de 1929, Betty, recién llegada a Barcelona ocupó una mesa del entonces reinaugurado Cafè de L´Òpera: necesitaba reconfortarse con un chocolate caliente. Pronto notó que un cliente curro y otoñal, que, al parecer leía un contrato, cada tanto levantaba la vista y le guiñaba el ojo izquierdo.

        Ella, menos madura que él y recién divorciada…, se sintió venturosa. Claro, no era para menos: halagada durante más de veinte minutos mediante aquellos insinuantes gestos… exclamó para sí:   

        –¡Ay, Betty!, señal que cabalgamos…

        Un rato después, el caballero cesó con sus insistentes miradas…, mas continuó con sus pestañeos…

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed