El tributo

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
737 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Se que no estoy loco, en todo el día he escuchado voces en mi cabeza diciendo que lo haga. Pero hacer que? Sigo estando en duda sobre que debo hacer. Llego a casa y lo primero que veo es mi reflejo en un espejo, cada vez me veo más confundido y ojeroso, por las noches no duermo pensando que si lo hago puedo morir, tengo miedo a cerrar los ojos y de pronto ver cosas que no quisiera ver. Hoy en día me arrepiento de haber aceptado ese trato, aunque admito que de no haberlo echo no abría llegado a donde estoy ahora. Tengo que dormir, me digo a mi mismo, no puedes pasar todas las noches en vela, y se me es difícil cerrar los ojos. Quiero dormir!! grito fuerte dentro de mi habitación, sin importar la hora. Coño Josué, cierra los ojos y duerme. Mantengo mi mente en calma, mis pensamientos son suaves y por fin lo logró.
Despierto y son las 8 de la mañana, un día hermoso con el sol brillando, abro la ventana y un fresco entra rápidamente entonces en ese momento, hazlo tienes que hacerlo.. hacer que? No paro de pensar que es lo que debo hacer, no tomo importancia a mis propios pensamientos y decido leer las noticias del día de hoy: Accidentes y más accidentes, realmente nada interesante que leer. Entonces ahí está otra vez… hazlo, tienes que hacerlo.. noto algunos pequeños cambios en mi, pero nada de que preocuparse. Sigo mi día y de nuevo.. hazlo, tienes que hacerlo.. son las 00:00 y preocupado por las voces que escucho, cada vez son más fuerte y más reales, ya no son dentro de mi cabeza ahora es en cada esquina de mi casa. Tengo miedo y no se que está pasando, de pronto un joven me toma por la espalda y dice: hola Josué. Tu y yo tenemos un trato, lo recuerdas? Yo asiento la cabeza y el continua hablando. – No tengas miedo, que no vengo a hacerte ningún daño, pase a recordarte que cada día 5 del mes de agosto a partir de este año me tienes que ofrecer tributo, sólo si quieres seguir recibiendo mi ayuda. Entonces yo recuerdo y entiendo todo. Eso es lo que quiere que haga la voz en mi cabeza. Dirán que estoy demente pero pienso las cosas y digo entre mi: Josué, el ya cumplió ahora te toca a ti. Sin ninguna duda digo en voz alta: está bien, mañana tendrás tu tributo, pero hoy déjame descansar, no he dormido bien en estos días y la verdad estoy cansado. Veo que el sonríe y dice: no te preocupes Josué, tendrás un buen descanso que merecido lo tienes. Tu trabajo es agotador y dormir te vendrá bien. Hasta mañana.
No puedo creer que me haya dormido rápidamente, brinco en mi cama, miro el reloj y son las 12:00 del día. Mi primer pensamiento en mente es que voy a hacer con el tributo. Pensé en llamar a algún repartidor y aprovechar la ocasión pero se que sería algo tonto. Si desaparece, lo primero que harían será buscar en la última dirección a la que acudió el joven. Entonces no.. Josué piensa, eso lo haces bien. Daré una vuelta en mi coche y se que algo pasará por mi mente. Doy una vuelta larga de casi una hora cuando por fin se me ocurre algo. El vagabundo del parque. -Si! Ya la hice. Regreso a mi casa, consigo algo de ropa y algunos panes y estoy listo. Llego al parque, hablo suave y rápido: -señor, traigo ropa y unos cuantos panes, los quiere. El vagabundo contesta que sí y está es la ocasión. -En mi casa puede darse una ducha, puedo regalarle algunos pantalones y darle zapatos, sólo Acompáñame. No daré vueltas iré directo al grano. El señor se ducho, se vistió y dio las gracias, pero yo no pude esperar más y lamentablemente le quite la felicidad de su rostro. -Lo siento señor, es algo que debo hacer. El vagabundo intenta gritar y rápidamente lo callo con mi mano, lo miro a los ojos y digo: no te atrevas a hacerlo. Cae lentamente de rodillas con su torso lleno de sangre, saco y vuelvo a meter mi cuchillo, lo hago de nuevo y entonces me detengo. Digo en voz alta: listo mi tributo ya está.
He visto muchas películas y más o menos tengo la idea de que hacer con el cuerpo. Con toda la calma posible limpio mi desorden, saco bolsas para tirar la ropa sucia y pienso que hacer con el cuerpo. Ha!! tengo una buena idea, mi Patio es amplio y tengo espacio de sobra, algunas plantas nuevas no le hará mal. Busco un hacha y hago en seis partes el cuerpo, son seis plantas nuevas en mi jardín. Escucho música y voy cavando los hoyos, creo que un metro de profundidad está bien, realmente no le tomo importancia a la profundidad. Me siento aliviado de pagar mi tributo, siento una felicidad en mi y no aguanto las ganas de reír, pero a la vez me siento raro. No se porque me sucede eso, debería de estar triste, sentir culpa o arrepentimiento, pero no. Siento que hacerlo me gustó, sentí adrenalina, emoción, me causó placer. Realmente estoy loco, o eso pienso. Ya para terminar con mi jardín, riego las plantas y noto que lucen perfectas. Ya es algo tarde y muero de hambre, ya terminando de cenar me iré a dormir, espero dormir tranquilamente.
Me despierto de un brinco y escucho una voz que dice: Josué, me haz cumplido con lo prometido, tendrás éxito en tu vida si sigues así. Bueno no tengo nada más que hacer aquí, así que me despido de ti. El se voltea y se dispone a marcharse cuando se detiene y dice: antes de que me valla, cuéntame cómo te haz sentido después de ofrecerme tributo? Yo le contesté: es raro pero creo que me gustó hacerlo, sentí emoción y mucha adrenalina, me hizo sentir vivo y es algo que me agradó demasiado. Creo que esperaré impaciente por tributar otra vez. Riendo me dijo: si quieres esperar hazlo, si no quieres esperar no te preocupes que yo cuidaré tu espalda, sólo ofrécemelos y podrás hacerlo cuando quieras. Ahora si Josué, me despido. Hasta la próxima.
Ya no tengo mucho que contar, aun sigo sin dormir y sigo escuchando las voces dentro de mi cabeza. Sigo pensando que no estoy loco, sigo pensando que quiero sentir adrenalina en mi cuerpo, emoción y ese placer de matar. Será que si este loco? Ahora esa es mi duda. No importa, aún queda mucho tiempo para saber la respuesta, mientras pensare en mi próxima víctima.

 

 

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed