Escaleras de la vida parte final

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
786 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Capítulo V

El Trato.

Federico al fin da con Luis, el muchacho estuvo más de cuatro días a la intemperie en la espesa vegetación que cubre la zonas aledañas de su comunidad, sucio, casi muerto del hambre, con la piel cubierta de ronchas por las picadas de insectos, pero lo peor fue el estado de terror que se veía reflejado en el rostro de aquel idiota de 15 años. Terror que aún estaba lejos de desaparecer. No tenía el paquete ni el dinero suficiente para cancelar además de que ahora era buscado para darle una lección. Su madre nunca en su vida lo había tocado, ni cuando rompió con la pelota el jarrón de cerámica que su abuela le había heredado a su mamá. Recogió los pedazos con tristeza pues era un recuerdo muy preciado para ella.

Esta vez no había de otra. Federico y la madre de Luis lograron reunir la plata para cancelar la deuda. No obstante Federico tuvo que hacer un trato con aquel peligroso para garantizar la vida de su amigo. Federico tendría que "trabajar" para cancelar la deuda de vida de Luis sin derecho a negarse. 

 

Capítulo VI. 

La Huída.

Los siguientes meses fueron una agonía constante para la mamá de Luis, cada vez que estaba en el trabajo y sonaba el móvil, su desesperado corazón sufría golpes de muerte pensando que algo malo le pasaría. Ya no dormía bien, en las noches se levantaba frecuentemente para revisar que Luis estuviera en cama sano y salvo. 

Tanta era la angustia que empezó a pensar en vender la vivienda y mudarse lejos de ahí. No soportaba la idea que asesinaran a su hijo. Todos los días le reprochaba lo que había hecho. Él bajaba la cabeza avergonzado. Él también sufría pensando cualquier situación que lo pusiese frente a frente de aquellos desgraciados  antisociales,  ya no sentía curiosidad, ya no quería emular su comportamiento, ni mucho menos pertenece al lado oscuro de la delincuencia. Sólo quería estudiar. Pensaba en su amigo y en lo que tenía que hacer para que respetarán el pacto de vida de Luis. Cada vez se veían menos. 

Una tarde, ya casi a 7 meses de aquel imprudente incidente. Luis y su madre empacaban sus cosas en cajas y bolsas. Era un hecho que se irían para siempre. Ya en la madrugada en la complicidad del silencio oscuro de la comunidad la Providencia. Se subían a un camión de mudanza Luis y su madre. Se alejarían de los problemas, tratando de poner una prudente distancia para no volver más. 

 

Capítulo VII

Nuevo Comienzo. 

Desde que se fueron aquella madrugada, ellos no han querido saber más de aquel lugar. Federico luego de una redada fue detenido junto a los otros bandido, al ser menor de edad fue recluido en un reformatorio para menores hasta que cumpliera la mayoría de edad. Los demás irían por mucho tiempo a la cárcel debido a todos los delitos cometido entre lo que llevaban en su haber asesinatos, tráfico de droga, corromper menores de edad para su fechorías y pare de contar con aquel prontuario criminal era seguro que no saldrían jamás. La mamá de Luis en ocasiones visita a Federico, pues ella sabe que él salvo la vida de su hijo. Lo aconseja y le dice que debe reflexionar para poder enmendar el camino hacía un mejor futuro. Federico sufre el encierro pero agradece a Dios no haber fallecido como otros chicos en la redada. Sabe que debe corregir sus errores y buscar otros horizontes.

 

Capítulo VIII

La Reconversión. 

Han pasado 10 años desde que Federico salió del reformatorio. Desde aquel momento dedicó su vida a asesorar a jóvenes con problemas de conducta para que evitar que entren al mundo de la delincuencia. Trabaja en una fábrica de calzados como supervisor de producción y los fines de semanas él y Luis son el apoyo asesor de la psicóloga Maura Moncada en la Fundación "Jóvenes Perdidos" . Aún siguen siendo amigos. Luis y Federico lograron sobrevivir y aprender de sus errores. Pero muchos jóvenes no tienen segundas oportunidades y mueren a diario o lo que es peor se convierte en niños asesinos en un mundo donde debieron ir a la escuela y jugar con juguetes  bajo la protección de sus padres, lejos del peligro de una sociedad tan distorsiona. 

 

FIN

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed