Mi Tierra Media / Mi Galaxia muy Lejana...

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
1012 visitas

Marcar como relato favorito

“El Señor de los Anillos” y “La Guerra de las Galaxias”, tenían algo en común: la sombra cubriendo todo con su maldad, desplazando la luz, y la luz luchando en condición de inferioridad por preservar lo bueno y por no entregarse. Por eso amo ambas sagas. Ellas encierran de manera sublime la historia de la humanidad (y desde antes). La lucha del bien contra el mal. El libre albedrio. La esclavitud y la libertad.

En verdad les digo, la esencia de ambas sagas es real. Hoy día el mal avanza contra el bien.

Nos descuidamos y lo perverso tomó poder y creció. La sombra y la oscuridad dominan. Los malos prosperan. El pillo, el ladrón, el corrupto, el criminal, todos son uno y dominan todo, menos las almas de aquellos que no nos hemos entregado;  eso no les permite dormir tranquilos.

Lo que ahora vivo, me permite entender a los Jedi, al maestro Yoda y a la Princesa Leia, cuya muerte me dolió tanto que cuando me enteré de su fallecimiento entendí que incoscientemente la amé por todo lo que significa (hasta el día de su muerte no sabía que significaba tanto para mí).

Ahora entiendo a Frodo, a Trancos (Aragorn), Legolas, Gandalf y hasta el gruñón enano que los acompañaba.

Hoy día formo parte de esa “Galaxia muy lejana”  y de ” la Tierra Media”, me enfrento al lado oscuro y al ojo de Saurón. !PARECEN INVENSIBLES!, pero… !NO PUEDO RENDIRME!.

Los Darth Vaver y los Sith se multiplican. Los orcos se cuentan por cientos de miles. Han construido un ejército que parece invencible. Los buenos resisten… a duras penas, pero muchos de los buenos, no pueden más y ceden, abandonan su luz. El mal los tienta con un pedazo de pan, con riquezas y reinos y los invita a lanzarse al precipicio vendiéndoles una salvación falsa.

Cuando el mal no es detenido a tiempo, construye sus castillos y fortalezas usando como cimiento los cuerpos de los buenos. Cuando la edificación  se termina cuesta muchísimo levantar esa mole que te pisa y que te aplasta.

Sin embargo, no puedo rendirme, el maestro Yoda no lo hizo, ni Frodo, ni Gandalf, ni Aragorn, ni  Legolas, ni el enano, ni Merry, ni Pippin, ni Gamyi, y mucho menos mi amada princesa Leia.

Leia, con cuya muerte, ahora, me siento más comprometido a no entregarme, me enseñó mucho. Ella que perdió lo que más quería, no se entregó, ni siquiera tomó un segundo para derramar sus lágrimas aparte. Al contrario, siguió luchando y comandando sus tropas, mientras se llenaba de lágrimas por dentro.  ¿Ficción?… no, no es ficción…

Estén atentos, no se dejen engañar, ¡ES REAL!, está pasando en el mundo, no vaya a ser que también ustedes tengan su propia “Galaxia muy Lejana” o su propia “Tierra Media” en su propio país.

Les repito ¡NO ES FICCIÓN!. Todo se pondrá muy difícil !y … ahora más… que  Han Solo está Muerto!


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed