Linfoma

Por
Enviado el , clasificado en Drama
1083 visitas

Marcar como relato favorito

El flaco, al escuchar la voz de su mujer intacta esta mañana, lleno su corazón de júbilo y alegría. Con sus besos, caricias y abrazos, le dijo que hoy no moriría. Contento y con cara de enamorado, preparó buen desayuno. Mientras todavía estaba en la cocina, en ese momento, en calle Miraflores esquina las mercedes, las veredas se alborotaban de gente. Al regresar al dormitorio con la bandeja sostenida en sus manos, observó pálido como los recuerdos vividos entre ellos, se fugaban por la ventana desde la habitación lúgubre de los ojos verdes, y moribundos de su flaca.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed