Travesuras en la bodega (Parte II - Fin)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
19311 visitas

Marcar como relato favorito

Este relato contiene muchos modismos colombianos, de Bogotá más específicamente. Si tienes dudas, comenta abajo con libertad. Muchas gracias.

(En la primera parte del relato, Clarita y Alfredo han roto el hielo y han comenzado a hacer travesuras en la bodega del almacén de ella. Sigue leyendo para conocer la conclusión...)

-----

- Sí, Alfredito. Venga, ayúdeme a bajar... eso, así. Espere me subo esta blusa y me suelto las tirantas... mmm... listo, Alfredito. ¿Le gusta lo que ve?

- ... Huy, Clarita, qué tetas tan bellas... más lindas de como las había imaginado...

- Saque las manos de los bolsillos, Alfredito... sé que le gusta agarrarse por allá, veo ese paquete abultado y muchas veces he visto cómo se lo acaricia cuando entra acá y se queda viéndome el escote, viendo como me tiemblan las tetas. Sí, lo he visto... ustedes los hombres creen que una no se da cuenta, pero sí... venga, agárrelas...

- Ay, Clarita, ay, Clarita... estoy muy agitado... ¿de verdad puedo? Ay, qué rico... son redonditos, suavecitos...

- Pase la mano por los pezones, Alfredito... siéntalos... huy, sí, así...

- ¿Puedo pasar mis mejillas por ellos? Qué ricos, qué duritos...

- Hágale, Alfredito... mmm... eso, más abajito. Ya te puedo tutear, ¿cierto?

- Estoy muy agitado... claro, Clarita, tutéame... hmmm...

- Ya que estás ahí, saca la lengua, Alfredito... eso... hm... ah... comienza a lamerlos, Alfredito... ah... así... ay, yo me soñé con esto, Alfredito... hmmm...

- Hmm... ah... Clarita, ¿y esa manita tan traviesa que hace allá?

- Uy, qué duro estás... se nota que es grueso. Qué rico... ven, déjame sacarlo... hmmm... huy, Alfredito, ¿y escondías todo eso ahí? Ufff...

- Uy, qué duro estás... se nota que es grueso. Qué rico... ven, déjame sacarlo... hmmm... huy, Alfredito, ¿y escondías todo eso ahí? Ufff...

- Jajaja... nahh, ahí humildemente... no es muy grande...

- Se ve rico ese pene, Alfredito, y grueso, como me gustan... qué envidia de tu esposa, que lo tiene pa' ella solita... bueno, ya no tanto, jajaja...

- Sí, jajaja... tengo un poco de remordimiento...

- Tranquilo, Alfredito, que no te voy a pedir matrimonio... huy, el amigo está todo mojadito... pero desde mi divorcio no he estado con nadie y sumercé me produce cositas...

- Ay, sí, Clarita, así... despacito... eso, arriba y abajo suavecito... yum... ¡qué tetas tan ricas!

- Gracias, Alfredito. Ven, agárrame también las nalgas, así, qué rico, aprétamelas... hmmm... sí, eso, veci, acaríciame acá...

- Hmmm... no soy el único mojado, jajaja...

- Ajá... ven te agarro esa mano, pónla acá... berrionda falda tan larga... venga, estira esos dos deditos, eso... así, métemelos, métem... AAAHHHHH... eso... sí, así... muévelos en círculos adentro... ahhh... hmmm...

- Hmmm... Clarita, ven, dale un besito a mi verguita, ya que te gustó tanto, jajajaja... oh, uh... ¡ay, qué boquita, vecina! Toda tibia, suavecita...

- ¿Hmpfmfmf? Ah, ¿que si te gusta que lo lama así dándole vueltas con la lengua?

- Me vuelve loco, Clarita... sigue... sí, así... huy, detente, que me vengo... no, ya lo contuve... sigamos...

- Alfredito, ven, cómeme la cuquita, no seas malo, ¿si? Ay, sí, así... larga la lengua, ¿no?, jajaja, qué rica... hmmm... agárrame las tetas otra vez... eso, así... pellízcame los pezones, Alfredito, pero pasito...

- Schlrmhmmhmh... hmmm... ¿así?

- Sí, así... ay, Alfredito, cómo me la comes de rico... no pares, no pares...

- Schmrlflrlf...

- Ah, AH, AHHHHH.... huy, que no nos oigan afuera...

- Ven, Alfredito, no pensé llegar tan lejos, pero estoy muy mojada... ven, clávamelo, clávamelo, dame verga... estoy muy arrecha, huy, perdón...

- Jajajaja... tranquila, Clarita, a mí me encanta que me hablen así, jajaja...

- Jajajaja, vale... a ver, ahí, ahí, ah... uffff...

- Ah, ah... qué rica cuquita... caliente, apretadita... huy... ven, muévelo así... eso, mueve esa cadera así... huy, pilas se cae el estante, jajajaja...

- Jajaja... sí, cuidado... ah, ahm... hmmmm... dale, Alfredito, dale... dale más rápido... así, eso... uhhh...

- Ah, ah... estoy muy arrrecho yo también, Clarita...

- Alfredito, no pares... y no te vayas a venir adentro, por favor...

- Claro que no Clarita... ¿así te gusta? Uf...

- Sí, Alfredito, sí... qué rico, no pares... ah, ya, ya...

- Yo también ya casi...

- ¡¡¡AHHHHHH!!!! ¡AH, QUÉ RICO! Alfredito, échame la lechita acá entre las tetas, venga, sí, así...

- Ahhhh...

- Así, ah, jajaja... huy, qué chorro, jajajaja... ¿estaba acumuladito, papito?

- Sí, Clarita, como el Baloto, jajaja...

- ¿A que sabe Alfredito? Huy, dulce... como a galleta de coco, jajaja...

- Jajaja... ¿te parece?

-----

- Bueno, Clarita, esto estuvo muy sabroso. Pero, ¿cómo vamos acá tú y yo?

- ¿Cómo vamos de qué, Alfredito? Nada... fue un momento delicioso, hacía rato no me sentía así... me vine rapidísimo y fue algo muy rico. Pero sumercé y yo sabemos que esto no puede repetirse. O no muy seguido, por lo menos, jajaja... sumercé tiene esposa y un bebé.

- Sí, claro, Clarita, lo sé. Y también la pasé muy rico, fue un regalo inesperado. Pero de pronto, ¿quién quita que repitamos?

- Una nunca sabe, Alfredito, una nunca sabe... pero venga... ¿se va a ir así no más, sin un besito?

- Jajaja... no, Clarita, venga... hmmm... un beso muy rico, un colofón delicioso.

- ¿Un qué? Deje así, jajaja... chao, Alfredito. Vea los pañales, que no se le olviden. No, no, hoy son cortesía.

- Gracias, Clarita. Descansa.

- Lo mismo, Alfredito. Hablamos luego.

-----

Ella:

Hmmm... se le olvidaron los pañitos húmedos. Bueno, mañana puedo ponerme la falda más corta y subirme un par de peldaños más en la escalera...

***** FIN *****

 

(Click en mi nombre para ver más relatos...)


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed