DESPRESTIGIO (CAP.2)

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
811 visitas

Marcar como relato favorito

CAPITULO 2

LA ESTACIÓN.

Me quite la capucha de la sudadera y levante la cabeza para mirarme en aquel sucio espejo del lavabo de la estación, la imagen que devolvió me dejo perplejo, no podía ser cierto lo que veían mis ojos, intente limpiarlo con mis manos, como si la suciedad fuera la culpable, pero de nada sirvió aquella imagen seguía allí, mi larga melena rubia había desaparecido y en su lugar solo quedaba una tira de pelo que recorría mi cabeza desde la frente hasta el cogote al mas puro estilo "punky", mi cara aparecía cubierta de una media barba desaliñada que indicaba claramente que no había sido afeitada en varios días y lo peor de todo eran aquellas dos horribles calaveras tatuadas en mi cabeza una a cada lado de aquel horrendo mechón ¡Dios mio! me eche agua sobre la cara varias veces, me sentía cada vez mas aturdido, pero debía serenarme como fuese, así que bebí dos tragos de agua para quitarme aquella sequedad de la boca y de repente una sensación de angustia y nausea recorrió todo mi estomago me apresure a entrar en una de las letrinas, me arrodille e inclinando la cabeza sobre el inodoro comencé a vomitar, luego me senté sobre la taza del váter y comencé a registrar aquella bolsa de plástico que me había entregado el tipo del tren en la puerta del aseo, efectivamente allí estaban tal y como me dijo todas mis pertenencias a excepción del teléfono móvil, estaba mi reloj, mi anillo de compromiso, mi cartera y dentro de ella todo estaba en su sitio incluido el dinero, también estaban las llaves del coche así como mis dos pulseras de cuero, mis medallas de la virgen de la Fuensanta y la esclava que me regalo mi padre cuando gane mi primer balón de oro, no quise ponerme nada de momento, aquella ropa sucia y mal oliente no me invitaba a ello, así que me introduje todo en los bolsillos del pantalón y solo me coloque el reloj, intente recordar todo lo que aquel tipo me había ordenado que debía hacer antes de salir de allí si no quería que su cómplice en la estación, al cual yo no conocía, acabase con mi vida, cerré los ojos e intente recordar una por una todas sus palabras........"Tome esta bolsa y entre en el aseo, en ella encontrara todas sus pertenencias menos su teléfono móvil, no queremos que cometa ninguna tontería, espere veinte minutos antes de salir, puede cronometrar el tiempo con su propio reloj, esta en la bolsa, no intente salir antes si aprecia en algo su vida mi socio que nos esta observando en estos momentos  estará vigilante y no dudara en acabar con usted, haga exactamente todo lo que le estoy indicando y nada tiene porque salir mal"..............Abrí de nuevo los ojos y mire la hora en el reloj marcaba las diez y treinta y dos minutos, calcule que debía llevar allí dentro unos diez minutos, así que en diez minutos podía salir de allí y todo habría acabado, decidí quedarme allí sentado relajadamente y esperar a que transcurrieran aquellos diez minutos, pero entonces pensé mejor esperar doce por si acaso ¡Por dios! Era imposible relajarse en aquellas circunstancias, no podía evitar mirar el reloj cada tres o cuatro segundos,el tiempo no pasaba.

CONTINUARA...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed