DESPRESTIGIO (CAP:8) Par.2

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
761 visitas

Marcar como relato favorito

Capitulo.8 (Part.2)

OCHO AÑOS ANTES.

De pronto se abrio la puerta de la habitacion, Alberto entro

acompañado de tres chicas que no paraban de reirse con esa risita

nerviosa propia del sexo femenino cuando estan haciendo alguna

travesura, Salva y yo nos miramos atonitos mientras Alberto nos

hacia gestos para que no alzaramos la voz, enseguida reconoci a

las chicas, eran tres de las cinco componentes del equipo juvenil

Aleman de natacion con las que precisamente habiamos

coincidido el dia antes a nuestra llegada al hotel en Frankfurt,

donde nos alojariamos hasta despues del partido frente a la

seleccion Alemana.

– ¿Estas loco? Nos meteras en un lio – exclame mientras me

levantaba de la cama -.

– ¡Schsss! - me chisto Alberto – no grites o nos oiran –

volvio a decir mientras nos enseñaba dos botellas de

tequila que llevaba en una bolsa.

Salva se levanto rapidamente de su cama para indicarle a las

chicas que tomasen asiento sobre ella, ya no parecia tan

sorprendido por la inesperada visita de las tres rubias y la verdad

es que no le culpe por ello, ya que las chavalas eran unos

monumentos, sin embargo yo aun estaba bastante receloso

temiendo que aquello podia traer cosecuencias, antes de que me

diera cuenta Aberto y Salva estaban enrollados cada uno con una

de las chicas, la otra se acerco a mi y comenzo a mordisquearme el

cuello, de pronto su mano bajo hasta mi entrepierna, luego todo

sucedio de manera muy rapida me deje llevar debido seguramente

en parte a mi juventud y cuando quise reaccionar ya estaba metido

de lleno junto a mis dos colegas en lo que seria una noche loca de

sexo, alcohol y no recuerdo o no quiero recordar si algo mas, lo

ultimo que recuerdo de aquel episodio es una voz gritando

"¡Guiller despierta!" y que cuando abri los ojos me encontre a

Pepe Reina inclinado sobre mi y zarandeandome para que

reaccionara, aunque la vista la tenia aun bastante turbia pude ver

como Alberto y Salva estaban ya sentados en el filo de sus

respectivas camas pero ni rastro de las tres chicas fue entonces

cuando lo vi de pie junto a ellos, era Iker cruzado de brazos, con el

ceño fruncido y semblante serio, el sueño y la resaca

practicamente desapareciron de golpe de mi cuerpo y de mi mente,

me levante de un salto, quise pedir disculpas pero me freno en

seco con un gesto de su mano mientras movia la cabeza en sentido

negativo.

– No quiero oiros decir nada en este momento – dijo Iker con

voz grave y seria – lo mejor sera que os deis una ducha, os

vistais y bajeis a desayunar algo aunque dudo que en vuestro

estado podais probar bocado, dais verdadero asco – sentencio

– y os quiero a los tres en el campo de entrenamiento en

media hora – dijo mirando su reloj – luego hablaremos sobre

este lamentable incidente - y acto seguido salio de la

habitacion acompañado de Pepe Reina.

Los tres nos quedamos mirandonos pero sin decir palabra, Alberto

se levanto y entro en el baño, enseguida oimos correr el agua de la

ducha, Salva y yo seguimos sentados en silencio en nuestras

respectivas camas, en mi cabeza solo sonaban cuatro palabras que

se repetian una y otra vez en un bucle interminable ¡ La has

cagado bien !

-----------------------------------------------------------------------------------

– Ok, chicos podeis ir a ducharos – nos ordeno el fisio dando

por terminada la sesion de estiramientos y por lo tanto el

entrenamiento.

Me levante del cesped y me dirigi al vestuario junto al resto de

mis compañeros, aquel entrenamiento habia sido especialmente

duro para mi por dos motivos, en primer lugar porque fisicamente

estaba hecho una piltrafa despues de la nochecita que habia pasado

y en segundo lugar y lo mas importante porque tenia muy claro

que aquello no me acarrearia nada bueno, de pronto oi la voz de

Kiko Narvaez el ayudante de Iker.

– Vallejo, Campos y Motje podeis venir aqui un momento

por favor -

Me volvi al igual que mis dos compañeros hacia lugar de donde

provenia la voz, Kiko nos hacia gestos con los brazos para que

acudieramos, junto a el se encontraba Iker, la sangre me dio un

vuelco y por un momento me flaquearon las piernas, el momento

que no queria que llegara jamas se acababa de producir, tome aire

para coger animos y me dirigi hacia ellos con paso titubeante al

principio pero firme y sereno despues ya que en decimas de

segundo comprendi que el daño ya estaba hecho y que lo que tenia

que ser seria.

– Sentaros aqui mismo – nos dijo Kiko nada mas llegar junto

a ellos señalando el cesped.

– Lo que a ocurrido esta noche con vosotros es un hecho

muy grave – comenzo diciendo Iker cuando aun no

habiamos tenido tiempo para terminar de acomodarnos en

el cesped – en otras circunstancias implicaria la inmediata

expulsion de los tres – hizo una leve pausa – no obstante

despues de hablar con la federacion, hemos llegado a la

coclusion que tomar esa medida implicaria mas problemas

que beneficios tanto para vosotros como para la propia

federacion – nos miro durante un instante a los tres para

continuar diciendo – por lo tanto hemos decidido daros una

segunda oportunidad, pero os aseguro que sera la ultima –

sentencio - ¿ de acuerdo ?

Los tres contestamos afirmativamente sin dar credito aun a la

suerte que habiamos tenido, estabamos comenzando a levantarnos

cuando se volvio a oir la voz del seleccionador.

– Esperar, esperar un momento – dijo mientras hacia un

gesto con su mano derecha para que nos volviesemos a

sentar - ¿acaso he dicho que podeis iros?

Nos volvimos a sentar de nuevo pero esta vez sin soltar palabra

alguna.

– ¿De verdad pensabais que esto quedaria asi, sin mas? - nos

interrogo mientras movia la cabeza negativamente –

Ninguno de los tres sera titular en el partido y dependera

de vuestro compartamiento en estos tres dias el que

disfruteis de algunos minutos y por supuesto esta en juego

el que volvais a ser convocados – Nos miro de nuevo, pero

esta vez con seriedad y dureza en su rostro para terminar

diciendo – ahora si podeis ir a ducharos – nos ordeno

mientras se daba la vuelta dandonos la espalda – de pronto

de nuevo su voz nos freno en seco – ahhh, una ultima cosa,

por suesto este incidente no debe salir de aqui – dijo

girandose hacia nosotros, nos miro y los tres asentimos

con la cabeza – lo ultimo que necesitamos es este tipo de

publicidad.

Gracias a dios los siguientes tres dias pasaron sin sobresaltos, los

tres nos dedicamos en cuerpo y alma a los entrenos esperando

coseguir asi una opurtunidad durante el partido, no es necesario

decir que por supuesto ninguno de los tres fuimos titulares, sin

embargo si que debutamos los tres al mismo tiempo saliendo de

inicio en la segunda mitad.

continuara...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed