Perseverancia

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
780 visitas

Marcar como relato favorito

         Otra noche más que se me repite el mismo sueño. La reja, al final del pasillo no me deja ir a la calle. No tengo nada con qué romperla. Debería golpearla hasta partirla, pero no creo que tengo fuerza suficiente para arrancarla. Intentaré dormir.

            Mi madre me pregunta la razón de mis preocupaciones. Me ve serio todo el día y yo tengo dos opciones, contarle mi sueño recurrente o decirle lo mal que me siento cada vez que mi entrenador de baloncesto me repite con insistencia que fallo los tiros porque no he aprendido a soltar la mano. Sé, y él me lo confirma, que tengo cualidades para ser mucho mejor, pero el porcentaje de mis canastas acertadas es demasiado bajo. Tengo razones para estar abatido, pero acabo contestándole a mi madre que no estoy serio, la sonrío y me voy a entrenar.

            He decidido, por ella, superar los dos frentes que se me revelan. Ahí está de nuevo la pesadilla y la reja. Quiero acercarme, pero no puedo. Que injustos son las ensoñaciones que no te dejan actuar como tú quieres. Me enfado contra mí mismo en mi propio sueño y él me coloca, sin aviso, delante mismo de la salida enrejada a tres manos de distancia. Quiero romperla. Estoy decidido. Tomo impulso para empujar con todas mis fuerzas y la puerta se abre fácil al mínimo roce. Desde siempre pensé que la reja estaría cerrada y resultó ser que sólo mi percepción sugestionada lo creía. La realidad es que la reja nunca estuvo cerrada.

            Hoy, en el partido de baloncesto he batido mi propio récord de anotaciones. Ha sido una sensación increíble. Parecía como si mi mano y la pelota estuvieran sincronizadas. Ahora comprendí a mi entrenador cuando me decía que “soltara la mano” y yo no entendía que quería decir. Ahora, sí, ahora suelto la mano que fluye enviando la pelota a la cesta.

            A veces, son nuestros propios miedos los que nos paralizan. Necesito contárselo a mi madre porque he comprendido que no debo de tener miedo a confiar en ella.



TWITTER: @luisalserrano
Relato basado en una foto de la fotógrafa chilena, radicada en Bolivia, Lissette von Johnn (INSTAGRAM: @lvj365fotografia)


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed