Visiones de un antiguo sueño...

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
1228 visitas

Marcar como relato favorito

Yo estaba en una especie de programa televisivo, sentado en un sofá como si fuera la máxima autoridad, mientras mujeres pasaban para responder alguna entrevista irrelevante… todo iba bien hasta que ella apareció, pasó y se sentó incomoda en frente mío, ¿por qué estaba ella ahí si ya sabía que esto no podía terminar bien? Parecía haberse puesto muy cómoda en su ambiente, como si estuviera preparada para cualquier cosa que pudiera decirle, erguida, pero con un pequeñísimo e imperceptible temor, me pregunto qué preguntas le habré hecho…  no lo sé con certeza, pero sé que fueron palabras negras, tan obscuras, que parecían salir directamente del Abismo, llenarlo todo en una atmosfera de muerte, condena y sobre todo de ira, una ira que destruía silenciosamente desde dentro. Ella no podía estar preparada para eso,  se levantó inundada de una tristeza inaudible, dispuesta a irse, como enrostrándose a sí misma su estupidez al quedarse aún con ese mal presentimiento, parecía que ya se iba, indignada, orgullosa, todo se acababa, y yo no podía sentir sino una mezcla de satisfacción y profunda tristeza por ella, no quería que se fuera… y con eso había arruinado mi última oportunidad, pero así es cómo debía ser. Cuando de pronto se detuvo… se volteó hacia mí y pude ver sus ojos con una fina capa de lágrimas, arrastrando culpa y un profundo pesar, se comenzó a acercar lentamente… mientras mi odio se acrecentaba a cada paso que daba como también un profundo sentimiento amorfo, escondido muy dentro, que era incapaz de identificar, hasta que estaba en frente de mí y pude ver en sus pensamientos… cada recuerdo que tuvimos juntos, cada sonrisa, cada deseo, cada ilusión, cada efímero momento de felicidad. Parecía que el lugar se llenaba de luz, y cuando acarició con cautela mi pelo sentí como mi ser se derrumbaba,  toda mi coraza se venía abajo, no podía evitar sentirme estúpido… todo lo que deseaba en ese momento era abrazarla y besarla otra vez, yo… tan sólo quería perdonarla.
Ella se reía con lágrimas en sus ojos, parecía completamente feliz, como si hubiese estado esperando ese momento tanto como yo… su risa, la misma de aquellos años, llenó mi alma de alegría otra vez y las tinieblas y el obscuro pesar parecían retroceder, todo lo que pude hacer fue abrazarla y llorar como un niño en su seno, con el mismo llanto mudo y desgarrador que lloré el día en que se fue.

                                                                                     …Entonces se desvaneció…


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed