Fue real lo que sentí

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
1494 visitas

Marcar como relato favorito

¿Qué es la verdad? ¿Qué es la mentira?

¿Qué es real en esta vida y qué no lo es?

Nunca habrá una respuesta universal para estas preguntas, ya que todo depende de tu visión del mundo y de la vida. Puedes creer que hay una única verdad, o puedes creer que existen varias. De esta forma, la única conclusión más o menos clara a la que podemos llegar es: la realidad es la que tú creas y crees.

Esto podemos comprobarlo en todos los ámbitos de la vida, pero yo recuerdo un caso para ejemplificarlo.

Te conocí sin quererlo, decías llamarte Amor. Vivíamos experiencias únicas, extremas, para ti siempre era yo el todo, y para mí tú lo eras todo. Nunca perdíamos la ocasión de vernos y, aún menos, de pasar el día juntos.

Todo el tiempo que pasaba contigo era algo que me encantaba. Te amaba hasta la locura, me defendías siempre que lo necesitaba, aunque luego me enfadara por ello, yo estaba allí cuando tú necesitabas a alguien a tu lado.

Realmente fueron momentos inolvidables los que compartimos.

No recuerdo bien el tiempo, tal vez fueron apenas meses, o puede incluso que años los que estuvimos juntos. Tampoco me importaba, el tiempo a tu lado era algo sin importancia.

Dejamos de vernos sin más.

No pudimos ni siquiera despedirnos, ni siquiera supimos si habíamos cortado o no.

Todo se acabó de golpe, y quedó en un amor pasado que jamás olvidaremos.

Años después, no recuerdo ni por qué ni con quién, tan solo que era chica, salió el tema de mi relación contigo, Amor.

—¿Ah, sí? ¿Así que se llamaba Amor y era como me has descrito? —exclamó ella, sorprendida—. Pues es quien yo te digo, el cerdo ese que sólo iba de flor en flor.

Me quedé atónita.

—Y además,  por el año en que dices que fue, era por esa época que lo conocí, bueno, yo y todas mis amigas. Además, nos enteramos de que a otras les decía llamarse Engaño, a otras Infiel. No creas en todo lo que pasó, eh. Te estuvo engañando.

Si ella tenía razón y hablábamos de la misma persona, todo el tiempo que pasé contigo fue un engaño. Si no tenía razón, tan solo era otro tío más que por casualidad se parecía a Amor e iba de flor en flor.

No creo que sea verdad ni una cosa ni la otra, pues nunca podré comprobarlo.

Tampoco creo que sea mentira, pues podría ser.

Pero podré vivir con la duda.

Hay gente que, tras oír eso, intentaría olvidar todos esos momentos vividos por creerlos falsos. Otros, podrían entrar en depresión porque su gran amor siempre los engañó, otros incluso se cabrearían por sentir herido su orgullo.

Yo no. Y eso que soy una persona orgullosa con tendencia depresiva.

Claro que todo podría ser, pero los momentos que yo viví no cambiarán años después con las palabras de alguien. Fueron reales porque los sentí, y los creé para mí, contigo.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed