Habla.

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
746 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Estaba aturdida, cansada, derrotada. Sentia como me colgaban las extremidades hacia abajo, como pesos muertos, mientras alguien me llevaba en brazos. Abrí los ojos y la luz impactó contra mis ojos. Me costaba mantenerlos abiertos. Demasiada luz, sin contar que todo me daba vueltas. Respiraba con dificultad, hacia un gran esfuerzo, sentia como el aire no llegaba a los pulmones y tenía que respirar más y más rápido cosa que me resultaba imposible. La cabeza me estallaba, me retumba, me dolía todos y cada uno de mis huesos pero eso era insignificante con el dolor que producía el corazón. Estaba desgarrado, destrozado, herido y todo por culpa mia. El engaño, la arrogancia, el poder, querer ser superior a los demás me llevo donde estoy. Estaba destrozada, ya no tenía sentido seguir viviendo, mi corazón no tenía ninguna razón por la cual seguir latiendo y yo, no iba a obligarlo a hacerlo, no me lo merecía.

Abrí los ojos. Ya nada me daba vueltas, no sentía nada. Me levante y solo ví un pasillo blanco. Me Mire y iba vestida de blanco. ¿Estaba muerta?. Nose pero esto no me daba buena espina. Camine, Camine algunos metros sin entender nada. ¿Que estaba pasando?¿Dónde estaba? Llegue al final del pasillo y mis ojos dieron con una pantalla y un sillon blanco enfrente. Seguía sin entender nada. Mis ojos inspeccionaron el lugar. Parecía una habitación, con una pantalla bastante grande y un sofa. Pestañee, las luces se apagaron y en la pantalla empezo a salir imágenes. Me senté. Una imagen tras otra, una daga más otra:

Aparecía una niña. Quizá tuviera unos 5 o 7 años, no sabría decir, su madre, la abandona y su padre se  convirtió en un alcohólico. La niña, fue creciendo, sin amor, oyendo a su padre maldecir a la madre, viendo como cada noche llegaba borracho. La niña fue creciendo y cada vez se fue pareciendo más a su madre cosa que producía que el padre Alcohólico la maltratase. Creció más, sin amor, con golpes, amenazas e insultos. La niña iba a clase. Nunca había tenido amigas hasta que una chica llamada Anna, la introdujo en su grupo de amigos. Ella, siempre finge ser quien no era. Mentía sin parar, necesitaba más, empezó a querer sentirse superior. Al principio parecía un juego todos se reian y sintio ser alguien, engañandose. Ese juego paso a más. Acosaba, se reía de los demás incluso de sus amigos, amenazaba y llego a pegar. Especialmente, se ensaño  con una xica en especial. Esa chica era muy popular y lo tenia todo. Una buena familia, unos amigos, amor, todos se preocupaban de ella y eso alimentaba más a la niña para que le hiciera todo eso. Esa Niña,que sufría todo eso y más, era Anna. Todos los días la acosaba, la esperaba fuera de clase para pegarle, hizo pública su privacidad. El maltrato, no era solo físico, sino psicológico también. Anna, sufrió todo esto un año. No comía, no dormía, estaba muerta de miedo, no sabía como decírselo a sus padres, cuando estaba delante de ellos fingía, estaba la mayoria del tiempo encerrada en su cuarto llorando. Vivir así, no era vivir. Anna, no pudo más. Pensó en suicidarse pero no era necesario ya que estaba enferma. Estaba enferma de una enfermedad letal. Pasaron semanas y semanas y Anna no aparecía por clase, todos señalaban a esa niña, decían que ella era la culpable. Esa niña, fue expulsada y su padre como siempre, la maltrató, poco tiempo despues, llego una denuncia encontra de la niña. Anna lo contó todo. su padre le dio otra paliza hasta dejarla muerta. Esa noche, la niña recapacito y supo que había cometido un error. Como pudo, se fue corriendo de su casa. Estaba desecha, tanto fìsica como interiormente. Estaba rota de dolor, de culpabilidad. Sus piernas no pudieron correr más y dejaron de funcionar. Todo dejo de funcionar. Cayó al suelo muriendo.

Cuando la encontraron, ya estaba muerta. Ni su padre ni nadie lloró su muerte, se alegraban. Nadie la quería, la odiaban.por lo mala que había sido.

Sentada en este sofá, no paraba de temblar, las lágrimas caían sin cesar. Esa niña, era yo. Toda mi vida queriendo ser alguien y no era nadie.

No dejes que eso pase, habla ahora que puedes - dijo una voz suave.

Me levante y poco a poco me di la vuelta. Lo siguiente que recuerdo, era que una luz me cegó.

Debería despertar - Dijo un hombre con voz aguda.

Abrí los ojos y inspeccione el lugar. Estaba en un cuarto de hospital. Lo más sorprendente, no era eso, sino que a mi lado estaba Anna, quien se abalanzo a abrazarme y el director.

No entendía nada pero me alegraba que estuviera allí. La abrace fuerte pidiéndole perdón, que me arrepentia, que no se merecía nada de eso etc.. Ella no entendía nada.

El director, me dijo que me había desmayado. Yo seguía pidiendo perdón, pero era como si nada de eso hubiera pasado. Como si la vida me estuviera dando una segunda oportunidad. Una que no pensaba rechazar.

El director, me dijo que mi padre estaba en camino y sabía como iba a acabar todo eso. Así que lo conte todo. Todo lo que tuve que vivir. A partir de ese momento, fui feliz.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.