Ámame, destruyeme y no tengas piedad

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
1208 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

Ámame, destruyeme y no tengas piedad. Quiereme como a una botella de ron, consumiéndome de a poco. Hasme trizas con tus garras y deja marcas de sangre. No sientas pena porque de tanto sufrir llega un punto en donde deja de doler y estoy vacia.   Recorre mi espalda con un filo helado y presiona, deja que la sangre corra y sea una con mi piel. No veas mis lágrimas y nunca me dejes porque todas las heridas sanan y no puedo dejar que las mías cicatrizen.    Ámame fuerte o no lograre sentir nada. Destruyeme y has que olvidé todo lo demás. No tengas piedad de este cuerpo sin vida, marcado y pálido.   Si mi pecho duele abreme la piel para que salgan mis sentimientos y si me falta el aire ahorcame para que me falte con razón. Hazme real. Y cuando termines sonrieme y podre ver como todo el mundo se vuelve irreal al lado del dolor y seré feliz porque nada importa de verdad.    


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed