Poliamor y Comunismo

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
928 visitas

Marcar como relato favorito

Me encanta merendar con el tío Juan, ochenta tacos, posguerra, dictadura, transición y nuevo milenio sufrido/disfrutado en primera persona; mil vivencias y peripecias a sus espaldas, una enciclopedia andante, republicano en la dictadura, escéptico en la democracia, un superviviente de la vida; compartir un vino y un trozo de queso con él es como asistir a una masterclass de la vida. Una vez, hace ya muchos años el tío Juan me explicó, a su manera, lo que era el comunismo; y más o menos la historia que contó decía algo así:

"Llegó a un pueblo un comunista, en la plaza a medio día del domingo decidió dar un mitin para explicar a los aldeanos en qué consistía eso de ser comunista. Allí, subido en el kiosko bajo el sol a pleno pulmón comenzó su disertación ante una expectante audiencia. Gritaba:

"Queridos vecinos de este gran municipio: ¡Comunismo es compartir, todo es de todos, el pueblo es propietario de todos los bienes.! ¡Todos tenemos derecho a disfrutarlos, la tierra es de quien la trabaja!"

Tras casi media hora de recitar la misma idea y con los mismos argumentos comenzó el turno de preguntas. Alzó la mano un vecino:

- Entonces, como comunista, ¿compartirías tu viña?

- Por supuesto,-gritaba- la viña no sería mía, pertenece al pueblo, la viña sería de todos y todos la podríamos trabajar y todos tendríamos derecho a disfrutar del vino que produzca.

- Y ¿tu casa, sería de todos? - preguntó otro vecino.

- Obviamente sí, mi casa estaría a disposición de todo el que le hiciese falta, sería la casa del pueblo, para todo el que desease compartirla. -replicaba con rotundidad.

Así le fueron preguntado los parroquianos por cada una de las cosas que un hombre desea tener, y a cada pregunta respondía lo mismo: "yo lo compartiría, porque así es el comunismo"

- ¿y la moto, compartirías la moto? -le dijo un chico joven del pueblo.

- NO, la moto, No. La moto no se comparte.-dijo seca y brevemente el comunista.

Con cara de extrañeza el chico volvió a preguntar:

- Pero, ¿por qué? Si compartirías la viña, la casa, el dinero, la huerta ... ¿porqué la moto no?

- Pues porque moto tengo yo"

--------------------

El otro día, merendando con el tío Juan le conté lo del poliamor.

- Tío, los que practican el poliamor consideran que el amor no tiene que estar restringido, porque si quieres a alguien deseas lo mejor para esa persona y eso incluye poder ampliar tu vida amorosa y sentimental con otras personas, consiste en amar a varias personas a la vez.

Le enseñé los vídeos de Amarna Miller expliclándolo, escuchamos la canción de Akelarre "no somos amigas, nos comemos el coño" y le conté lo de mi amigo el poliamoroso. No me hizo ni caso, simplemente dijo:

- ¿Recuerdas lo del comunista que sólo compartiría lo que no tiene? Esto es lo mismo.

Still Waters


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed