Mi odontologa sexual parte 1

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
12376 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

No recuerdo bien el año, pero recibo un sms en mi móvil saludándome con un “Hola”, respondo con otro “Hola”, esos mensajes me salían de un aplicativo que encontré gracias a que la empresa de móviles me entrego uno momentáneamente hasta que reparen mi móvil.

Siguió la conversación de lo más tranquilo y natural, ella me conto que era divorciada, no tenía hijos y que sólo buscaba socializar, me pregunto si tenía familia y le dije que sí, que tenía una hija. Todo siguió con normalidad.

Después de unas semanas de ir charlando, surgió el tema sexual, la notaba suelta para hablar de dicho tema y para mí tampoco era un tabú. Le fui haciendo varias preguntas a los que me respondía con naturalidad, ella era poco de preguntar, estaba más cómoda con responder preguntas.

Le hable que ahora último me gustaba leer relatos eróticos y que los había encontrado en la red, ella me solicito que le envié algunos, los cuales hice, solicitándole que me dé su punto de vista, ella ni bien los leía, me hacía un pequeño comentario de que tal le pareció el relato, la mayoría le gustaron. Fueron pasando los días y un día nos propusimos imaginarnos como sería un encuentro sexual entre nosotros, yo inicie el relato y de rato en rato, le pasaba la posta para que ella siga escribiendo, ese ejercicio fue muy rico (eróticamente hablando) en vista que ella desinhibidamente me seguía el juego y decía todo lo que le provocaba hacerme. Recuerdo que termine con el bóxer mojado de todo lo que nos dijimos por el chat, tanto ella como yo, queríamos vernos y experimentar todo lo que escribimos.

Pronto acordamos reunirnos en Miraflores, la fecha era una semana después de esa conversación, todos los días que pasaban se hacían interminables, no llegaba la fecha pactada, fue tanto el deseo que tuvimos que adelantar el encuentro unos días antes, en vista que nuestras agendas se liberaron (o forzamos a que se liberaran) y nos encontramos un martes por la mañana.

Llego el día deseado, casi llegamos al mismo tiempo, yo la veo pasar por la cera del frente y ella al agarrar su móvil para llamarme, voltea y me mira y sonríe, me acerco para saludarla y me da un beso en los labios, yo le había confesado que no sabía cómo debía saludarla, era la primera vez que la vería, si darle un beso en la mejilla o solo un hola sin tener mayor contacto, ella me dijo que sería bueno darnos un beso en los labios, tal cual fue su deseo lo hicimos, recuerdo que no tenía preservativos en el bolsillo y muy cerca había un lugar donde podía comprarlo, así que le dije que me de unos minutos para ir por ellos.

Al volver, la note un poco nerviosa, ambos lo estábamos, así que apresure la marcha para entrar al hotel, una vez dentro, pago la habitación y subimos a la misma, ni bien cierro la puerta, nos devoramos a besos, no se pudo dar mucho el ingreso al cuarto, como lo habíamos escenificado en nuestro primer ejercicio de “como sería un encuentro sexual entre nosotros”, pero trate de recordar lo que escribimos, así que la lleve contra la pared, puse sus manos en ellas, y comencé a besarle el cuello desde atrás, mis manos recorrían sus senos y su entrepierna, sentía como gemía, poco a poco fue desatando sus ropas, primero libere sus senos, luego abrí su pantalón por el cierre y en el acto, toque su conchita, que estaba  toda mojadita, por todos lados, ella gemía y ayudaba a desnudarla, quedo casi desnuda ante mí, la lleve a la cama y la puse en cuatro, comencé a lamerle la concha que la tenía empapada, metiendo dos dedos primero, y luego un tercero.

Continúa en la parte 2


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.