El Lenguaje.

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
870 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

   En un comienzo evolutivo, guturales simples asociados a emociones basicas, dolor ,rabia, angustia, asociado el gutural a objetos simples, piedra, hueso, presa. Luego, conjuntamente, a una secuencia ritual como el apareamiento y la caza.

   Con la solidaridad biologica del grupo, ahora palabras de dominancia y lugar en el grupo, mas importante que el individuo. Predominio de los mas fuertes, pero tambien proteccion del mas debil. Se descubre el fuego y aparece o emerge un animismo magico, la palabra todavia no se separa de la cosa o accion, que puede ser evocada con un conjuro en sincronicidad con la naturaleza.

  Ritos funerarios y creencia en un alma que retorna a la naturaleza, al Todo. El lenguaje nace para comunicar e imitar, en sus origenes no es logico. Busca anticiparse a los hechos, en escenas de caceria y cotidianas, expresadas en dibujos, que evocan y definen estrategias simples.

  Con la separacion de los oficios, surge recien un lenguaje descriptivo y normativo. La logica vendra despues, con el lenguaje escrito. Todavia no hay nocion de causalidad propiamente dicha.

  Ambiguedad y ambivalencia del lenguaje comunicativo original, versus la logica incipiente que habia surgido de esquemas de accion, y la consciencia mutua naciente de la mirada madre-hijo, con los primeros sentimientos de identidad, y de los primigenios rituales simbolicos, funerarios y de apareamiento.

  Cuando salimos del comunismo primitivo? en mi opinion con el canivalismo y el incesto, que trajo como consecuencia la consciencia culpable.

  Tal vez fue necesario en su periplo prehistorico. Esta breve nota continuara despues.

  

  

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.