Excitada, no me contengo.

Por Yoursbae
Enviado el 12/08/2018, clasificado en Adultos / eróticos
6830 visitas

Marcar como favorito

Disfruto acariciarte

- Tuya.

 

     Aquella noche en la playa un poco tarde, todos en la casa estaban dormidos, yo lo estaba esperando, a él, a que llegara del trabajo, lo deseaba tantos desde que había salido a trabajar, en varias ocasiones quería ir a su trabajo y hacer un poco de travesuras, pero no quería distraerlo tanto, escuchaba música y veía el cielo, la mejor vista, y lo necesitaba a él, pasaron las horas, y finalmente llegó, se quitó la ropa y quedo solo en su ropa interior, se acercó a la cama, yo me hice la dormida, se metió debajo de las sabanas, enseguida sentí su erección, me encantaba, no pude evitar presionar mis nalgas junto a su miembro, no me contuve, colocó su mano en mi vulva, fue ahí donde todo empezó.

     Yo solo tenía puesto un bra y una tanga de encaje, que se que tanto le gusta; mientras estaba detrás de mi su mano iba a mi clítoris, al carajo todo, lo necesitaba dentro de mí, me volteé a besarlo, a quitarle lo que le quedaba de ropa, esta vez no con tanta brusquedad, ver todo su verga erecta me provoco comerla, y eso hice, la escupí, jugué con verga y mi lengua un rato, luego la metí a mi boca y empecé a succionar toda su verga, me gustaba hacerlo disfrutar, metí toda su verga hasta mi garganta, una y otra vez, iba alejando mi boca poco a poco mientras le succionaba, y volvía otra vez a profundizar, fui más rápido, se lo succionaba una y otra vez, su verga entraba y salía de mi boca, su respiración era cada vez más agitada, con sus manos presiono mi cabeza metiendo toda su verga hasta mi garganta y se corrió, fui alejando mi boca lentamente mientras succionaba todo su semen.... 

    Ahora quería su verga en mí, me preparé, moví a un lado mi tanga y me coloqué encima de su verga, que rica sensación, comencé a moverme, poco a poco, sentía como todo su verga estaba dentro de mí, me nalgueo, lo bese y seguí sintiendo su verga dura dentro de mí, me entregaba a él, era suya, disfrute serlo, cada vez me movía más rápido, el me tapaba la boca para que no despertara a nadie, estaba muy excitada, me corrí, el me quitó el bra y ahora él tomaba el control, cambiamos, él encima de mí, ahora era su turno de cogerme, me quitó la tanga, le gustaba hacerme sufrir, metía su verga en una embestida, y lo sacaba lentamente, una y otra vez, no pude más le dije que me cogiera ya, me volvía loca, no paro de meter y sacar su verga, mientras con una mano me agarraba por el cuello y con la otra jugaba con mis tetas, me excitaba cada vez más, cada vez que su pene entraba y salía de mi me ponía muy caliente, me daba tan rico, nos corrimos juntos, éxtasis debajo de las sabanas.

    Como pude salí debajo de él y me coloqué en cuatro, se cómo le gusta cogerme por el culo, a mi me encanta, al verme así inmediatamente se acomodó para meterme su pene, poco a poco, para luego ir aumentando de velocidad, metía y sacaba su pene de mi culo, me nalgueaba, me encantaba como me hacía suya, mi culo chocando con su pelvis, tan solo escribirlo me excita, me cogía tan rico, llevo una de sus manos a mi vagina e inserto 3 dedos, como no volverme loca, sentí electricidad recorrer mi cuerpo mientras me masturbaba y me cogía por el culo, otra gran sensación, aceleró el ritmo, ya era más rápido, me metía su verga toda dura, sacó sus dedos dentro de mí y coloco su mano en mis tetas, me las pellizcaba, jalaba, apretaba, mientras me embestía cada vez más fuerte, no dejaba de morder la almohada quería gritar, de todo ese placer que recorría mi cuerpo, estaba a punto de correrme, él también, me dio unas últimas embestidas, y se corrió dentro de mi, me lleno el culo de semen, saco su pene, lo paso desde mi culo hasta mi vagina, mezclando nuestros líquidos, agotados ya, decidimos dejar para el día siguiente...

Su verga tan mía y mi coño es de él.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com