La tablet

Por benito
Enviado el 09/09/2018, clasificado en Varios / otros
171 visitas

Marcar como favorito

Puede descontaminar unas gotitas de limón en el vaso de agua de la mañana. El estomago te lo agradecerá en voz alta. Funciona como el juego que tiene el niño en la tablet.

Está ocurriendo algo terrible, como la caída de una anciana en la calle, y el niño no levanta la cabeza de la tablet. Se monta en el coche sin levantar la cabeza de la tablet. La madre lo mira de arriba abajo y le pregunta qué si quiere merendar. El niño le responde << Sí >> inconscientemente, sin levantar la cabeza de la tablet. Cuando llegan a casa se sientan en la mesa que hay en la cocina. En la cocina hay una ventana con una cortinilla blanca trasparente. El niño, lo primero que hace es apoyar bien la tablet en la mesa. El niño sigue sin levantar la cabeza de la tablet. La tablet, es de color blanco. El niño se toma el cola cao con dos galletas María que le mete la madre en la boca. El niño ha terminado de merendar, sin hablar y con la mirada en la tablet camina al cuarto de los entretenimientos. La madre se sienta en la salita y ve la telenovela de la tarde. En la telenovela sale una chica en la puerta de una iglesia llorando desconsolada, con el corazón encogido. Parece de verdad ¡Qué buena es la actriz! Al parecer llora porque con el chico que se va a casar; lo engañó diciéndole que estaba embarazada de tres meses, y que se tenía que casar sí o sí. El chico aceptó. Cuando llegó el día del casamiento, a la chica le embargó un brutal sentimiento de honestidad, mas cuando llegó el ilusionado chico a la iglesia, con un traje precioso, lo llamó a un lado y le dijo: que nunca lo había querido, que no se casaba, que no estaba embarazada, que le dijo que estaba embarazada porque era muy celosa y que así, se sentiría más segura de no tener ojos para otras, que lo único que buscaba era saber que se sentía al hacer tanto daño y saber la reacción de la otra persona al saber que han jugado con ella. Al final, el chico abre los ojos de par en par como no creyéndoselo. El actor no parece tan bueno como la actriz. La madre del niño ha visto la telenovela, pero como si no la viera ¡No se ha enterado de nada! porque hoy a medio día almorzando en casa de la suegra, ésta le ha dicho; que el comportamiento que tuvo el otro día en la tienda de ropa, fue, un comportamiento de una autentica golfa. Por eso ella no se ha enterado de qué va hoy la telenovela, porque ella está cavilando permanentemente, incesantemente, incansablemente, persistentemente, inagotablemente, perdurablemente, infinitamente, crónicamente, sucesivamente, firmemente, perseverantemente, cómo poder hacer o decir algo a su suegra para hacerle el máximo daño posible. Se levanta maquinalmente del sofá y se asoma al cuarto donde está el niño. El niño sigue sin levantar la cabeza de la tablet. La mamá se mete en el cuarto chico de la lavadora y allí se masturba y se mete los dedos. Han desaparecido, dice apenada; los dolores físicos, los pensamientos torturas, las decisiones sin sentidos…etc. Ella se riñe a sí misma, porque se he masturbado. Bebe. Se emborracha y dice; porqué trabaja mi marido en alta mar, porqué mi niño es tan callado, porque tengo estos malos pelos, soy una gandul y una cerda y una callejera y una golfa y una borracha y una inútil y una puñetera y una cabrona. Se queda sentada en silencio y dice; así es de divertido y fácil el juego, día tras día.  


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com