Ayudando a mi tia

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
17419 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Se avecinaba el año nuevo, yo terminando el semestre de la universidad y en mi juventud a flor de piel ya cumplía 20 años, mi madre me indico que mi tía que vivía en el centro del país, me necesitaba para que le ayudara a preparar la casa para el fin de año, les confieso, que mi tía tiene aproximadamente 38 años con dos niñas hembras, tiene unas cadera que siempre era de admirar de los hombres cuando caminaba y unos senos pequeños pero apetecibles.

Cuando llegue a la casa de mi tía, después de 7 horas de carretera se alegró y me indico que había mucho trabajo por hacer, yo descanse por el viaje, sus niñas se fueron al colegio y mi tía ya había adelantado trabajo de preparar la pintura, y para hacer los oficio le comento que se ponía ropa muy corta, y no se colocaba sostén para sus tetas y se le marcaban mucho los pezones parados, mi tía se había separado de su esposo por al cólico y parrandero.

Ya el día siguiente mi tía y yo comenzamos temprano la faena, ella subiéndose a la escalera para quitar la telaraña, cual es mi mayor sorpresa que cuando le sostenía la escalera se le veía todos las tetas muy apetecibles y llevaba un short holgado que se le veía la tanga metida en el trasero, y yo sin querer me ponía cachondo, y tenía que disimular de ir al baño a acomodarme el pene de forma que no se notará.

Llegó la hora del almuerzo como estuvimos trabajando toda la mañana no dio tiempo de hacer el almuerzo y fue necesario comprar pizza, las cuales llegaron y nos sentamos en el piso de frente pegados a la pared y llego otra imprudencia de mi tía, o a lo mejor fue apropósito de verme cachondo, para que le provocara excitación, entonces cuando se sentó a comer cruzo las piernas y se veía toda su bonita panocha con bellos muy corticos que se notaba carnoso con jugos vaginales que le brillaban. Yo no sabía qué hacer para disimular no ver tan bonito espectáculo de mujer con falta de sexo.

Luego de notar tanta imprudencia de mi tía, decidí hacer una para ver como reaccionaba.
Fue cuando me quite la franela y le dije que me iba a bañar en el estacionamiento con la manguera para no ensuciar la ducha y que no se asomara, y note que me dijo tranquilo sobrino, yo ya sé que es lo que tienen los hombres, entonces procedí a ducharme y le dije que me trajera el jabón cuando llegaba apropósito la moje con el agua que salía de la manguera y fue allí que se le marcaban los pezones más erectos y le dije que si le podía quitar la pintura de los pies.

Se dejó pero me dijo rápido porque ya venían las niñas del colegio, entonces fui subiendo las manos de las piernas hasta llegar hasta su vientre y note que la respiración era más rápida y fue cuando me dijo sobrino porque mejor me das unos masajes en todo el cuerpo y comencé quitándole el short cortico y le jabone las nalgas, le acaricie el orillo del ano, hasta los cachecitos de la panocha y se notaba que quería que la penetrara a la cual accedí de forma pausada y me decía sobrino tenía ganas de sexo, no me lo saques llegando uno y otro orgasmo, hasta que explote bañándola de leche, por todo el cuerpo,,, y quedo cansada y relajada y culmino diciéndome terminamos la sala falta los cuarto y los baños pero todo poco a poco …y llegaron las niñas del colegio?


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.