A vista de pájaro

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
345 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

En ocasiones uno ha tenido la suerte de ver los toros desde la barrera. En el sentido literal. Lo cierto es que impresiona el sitio. El silencio, los guiños, los olores, los espacios, los nervios contenidos, el ritual, los tercios, los volúmenes, los colores… todo se presenta de una manera intensa, cercana, especial, empática con los toreros, con la certeza de que todo ocurre como en el salón de tu casa, pero de una guisa más profunda.

Hay como una especie de gran familia en esa proximidad al albero, a sus opciones, a los centímetros donde se masca la tragedia o todo lo contrario, ese éxito efímero que te lleva a tener que revalidarlo más pronto que tarde.

No obstante, hay otras muchas maneras de  divisar el espectáculo: desde los diferentes puntos del graderío, desde la televisión, desde las crónicas escritas, habladas o audiovisuales, o bien a través de conversaciones de aficionados más o menos expertos o devotos.

Añado uno, desde esa parte alta de la plaza donde uno entiende que la fiesta tiene un afán de bullicio y de pasión, con banda de música, con tientos de vino y de jamón, o de lo que sea menester para abundar en la ceremonia desde una entrega ilusionada, contenida en los instantes más interesantes, y donde la conversación y la camaradería, presentes en todos los rincones del coso, aquí adquieren unos tintes de auténtico clan.

Desde esta atalaya uno pronuncia y escucha los olés de una estirpe peculiar. Lo que no termina de otear por problemas oculares propios de la edad se lo explica el de al lado, que adquiere con paciencia una sabiduría sin igual.

Es una fiesta participativa con una impronta característica que este año he saboreado como si, con alma de niño, todo lo viera por primera vez. En ese sentido, y con optimismo, es lo que debemos hacer: aprovechar el momento y desear que, por lo menos, la temporada que viene resulte igual de maravillosa.

Juan TOMÁS FRUTOS.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.