Cursillo de Reciclaje, 3ª parte

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4362 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Qué envidia sentía, llevaba una temporada sin follar, solamente se había masturbado de mil maneras; con sus dedos, con su consolador en forma de polla, con un vibrador que se había comprado por internet…pero llevaba mucho tiempo sin sentir una buena polla taladrándole el coño. Y saber que Alex le estaba dando por el culo a Bea era algo que le ponía más caliente si cabe.

 

Pilar se tumbó en su cama, aún tenía tiempo antes de ver a sus amigos para ir a cenar, se quedó completamente desnuda, abrió sus piernas dejando a la vista un precioso coño que estaba depilado por completo y mostraba unos abultados labios vaginales.

Pilar tenía unos pechos preciosos, más grandes que los de Bea e igual de redonditos. Cerró los ojos y comenzó a acariciarse el contorno de sus pechos, se imaginaba que era Alex el que con sus manos le estaba acariciando, después siguió con sus pequeños pezones, los cuales se pusieron duros de inmediato al sentir el tacto de sus yemas. Una mano se deslizó hasta su entrepierna, su dedo índice localizó sus labios y empezó a dibujar una línea de arriba a abajo haciéndole estremecer. Pilar estaba empezando a excitarse y continuaba imaginando que Alex era el dueño de ese dedo.

Acarició suavemente su clítoris y un escalofrío recorrió toda su espalda, estaba excitada y sus dedos comenzaron a incrementar el ritmo, frotaban su botón a una velocidad endiablada hasta que Pilar no pudo evitar correrse de gusto, sus jugos empaparon sus labios y sus dedos comenzaron a entrar en su coño sin ninguna dificultad.

Siguió masturbándose pensando en su amigo, se imaginaba en la habitación de al lado, siendo follada por Alex, sintió envidia de su amiga Bea, le encantaría cambiarse por ella, tenía que ser increíble ser amada y follada por ese hombre. No dejaba de pensar en cómo sería perder la virginidad de su culo, nunca lo había hecho por detrás y Alex hubiera sido el candidato ideal. Mientras pensaba todo esto, sus dedos no dejaban de moverse, entraban y salían de su coño velozmente hasta que Pilar sintió que volvería a correrse de gusto.

 

- Ahhhhhhh, aaaaaahhhhhhhhh, me corrooooooo, gritó Pilar.

 

Ella misma se dio cuenta de lo fuerte que gritó, pero no pudo evitarlo…...se estaba corriendo como nunca, pensando en Alex. Su coño chorreaba y la cara interna de sus muslos estaba empapada con sus jugos. Pilar quedó exhausta encima de la cama, su corazón palpitaba a una velocidad increíble. Había sido un orgasmo brutal...

 

Alex que estaba en la habitación colindante, concretamente en el baño, oyó perfectamente los gemidos de Pilar y comprendió que su amiga Pilar acababa de correrse, de eso no tenía dudas….

 

Bea y Alex se arreglaron para la cena y pasaron a buscar a su amiga Pilar. Alex llevaba unos pantalones de lino y una camiseta y Bea llevaba un vestido veraniego de tirantes. Pilar abrió la puerta de su habitación y Alex pudo comprobar lo buena que estaba, llevaba un vestido que sin ser lycra se ajustaba perfectamente a su bonita figura, se marcaban perfectamente sus curvas, Alex se sintió afortunado por estar al lado de dos mujeres como aquellas, sería la envidia de todos los monitores. Juntos bajaron a cenar.

 

La cena trascurría sin novedad, la gente charlaba animadamente y tras las presentaciones comían a la vez que intercambiaban opiniones y experiencias. Yo estaba sentado entre “mis” dos chicas, estábamos en el extremo de la mesa ocupando los últimos sitios. Yo no dejaba de mirar a ambos lados, ya que, la conversación era amena entre nosotros y además tanto a Bea como a Pilar se le marcaban los pechos perfectamente, yo sabía que Bea no llevaba sujetador primero porque no le hacía falta (tenía los pechos erguidos) y segundo porque me había vestido con ella, pero me di cuenta que Pilar tampoco llevaba. Su vestido ajustado mostraba perfectamente el contorno de sus pechos y unos pequeños pezones.

Con esta situación mis ojos no paraban de mirar a ambas mujeres y mi imaginación empezó a volar una vez más…….

Acababa de follarme el culo de Bea y volvía a estar excitado, me encantaba estar al lado de estas dos espectaculares mujeres, mi polla comenzó a endurecerse sólo de pensar en lo increíble que sería follar con ellas a la vez. Cada vez pensaba más en ello. Lo cierto es que no era algo que pudiera pasar, pero me gustaba soñar y pensar en ello. Además, si hacerlo con Bea ya era para mí una pasada como iba a aguantar con dos mujeres como esas a la vez……

Mi polla con tanto sueño erótico se puso dura como una piedra, mis bóxer no podían sujetar semejante erección y a través de mis pantalones de lino se marcaba perfectamente. Disimuladamente cogí la mano de Bea y la llevé por debajo de la mesa hasta mi calentura, Bea se dejó llevar y mostró una cara de asombro al notar lo duro que estaba mi pene. Sin dejar de mirar a Pilar con la cual estaba hablando, Bea comenzó a acariciar mi polla haciendo que ésta creciera un poco más si cabe. En ese momento se me ocurrió hacer una “locura”, mientras Bea seguía sobándome y poniéndome más caliente, me eché un poco hacía atrás para que se me viera mejor y le dí un golpe a Pilar con mi pierna. Pilar automáticamente miró hacia abajo y pudo ver como la mano de Bea sobaba mi polla. Bea al percatarse de lo ocurrido quitó su mano con rapidez dejando a la vista mi tremenda erección.

Pilar levantó su mirada hasta encontrarse con la mía, su cara mostraba asombro pero aun así, continuó mirando hacia abajo, creo que estaba encantada con lo que estaba viendo…………..

 

Llegamos al final de la cena y pasamos todos a un salón para tomar una copa y seguir charlando. Bea y yo aprovechamos que Pilar estaba hablando con unos colegas para salir del edificio y dirigirnos al jardín trasero. Prácticamente me llevé de allí en volandas a Bea, continuaba muy excitado y no quería desaprovechar aquella ocasión. Apoyé a Bea contra un enorme árbol y comencé a besarla.

- Ummmm como me has puesto cariño, dije.

- Me encanta cuando me tocas, continué.

- Anda que ya te vale!! Pilar lo ha visto todo, vaya corte!!!! dijo ella.

- ¿y?

- Cómo qué y…..? Pues que se ha dado cuenta de todo, que vergüenza. dijo Bea

- No será para tanto mujer…. no creo que se asuste por lo que ha visto, dije.

 

Seguí besando a Bea y mis manos comenzaron a sobar sus tetas, estaba tan cachondo que quería follarla allí mismo. Sus pezones reaccionaron de inmediato a mis caricias, se pusieron duros y daba la impresión de que atravesarían la tela del vestido. Deslicé un tirante del vestido y al caer mostró su pecho en toda su hermosura. Acerqué mi boca hasta su pecho y comencé a lamer suavemente su pezón, estaba delicioso, sabía a gloria…...pasé mi lengua por todo su contorno, hasta que, introduje parte del mismo en mi boca, era una auténtica delicia………

Continuará......


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.