EL VUELO

Por
Enviado el , clasificado en Humor
1050 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

 

En los minutos previos al despegue ese puñetero gusanillo empezaba a horadarme el estómago como advertencia de que algo no iba bien. Podía sentirlo abrirse camino a través de mis entrañas provocándome  retortijones  continuos que perduraban hasta que el avión se estabilizaba en altura. Eran minutos angustiosos producto de un temor infundado.

Para tranquilizarme solía recurrir a datos estadísticos que concluían que era mucho más sencillo morir por el impacto de un rayo o el ataque de un hipopótamo que por un percance en un avión. Pero el miedo es irracional y cuando te domina es muy complicado dialogar con él, y mucho más, convencerlo.

Así estaba yo en ese momento, tenso, sudoroso,  intentando mantener la calma cogido de la mano del  copiloto, que como siempre en cada despegue me preguntaba,

"¿Le pasa algo mi Comandante?"

 

sebástian tull,  2018


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.