Con mi cuñada

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
17741 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Esa noche habíamos salido mi pareja y yo con mi cuñada y un amigo mío.
Fuimos a un antro a tomar unos tragos y hacer como que bailábamos (he de confesar que eso de bailar a mí no se me da, pero mi pareja y mi cuñada bailan como diosas). Ese día mi pareja llevaba un pantalón blanco muy ajustado, una blusa roja con un escote que dejaba sus ricas tetas a la vista de todos y una chaqueta de piel negra, mi cuñada llevaba un short muy cortito apenas cubriendo sus nalgas, y una blusa negra transparente que dejaba ver su bra negro también, ella no tiene mucho pecho, pero tiene una cinturita y unas nalgas de infarto.

La noche transcurrió con normalidad, bebimos, bailamos, después fuimos a cenar los 4, todo normal. Después de cenar fuimos a la casa de mi pareja, es una casa pequeña de dos cuartos, pero una de ellos que se usa como sala, no tiene puerta, solo tiene una cortina.

Mi pareja y yo nos metimos al cuarto a tener sexo y descansar un poco. Después de tener sexo con mi pareja sucedió lo que solo en fantasías había imaginado. Salí al baño pero al cruzar por el otro cuarto escuché gemidos y por morbo me asome, y ahí estaba mi cuñada cabalgando a mí amigo, como quedaba de espaldas a mí, solo veía como su gran culo rebotaba sobre mi amigo, debido al morbo y a la imagen del culo de mi cuñada, mi verga se empezó a recuperar y a endurecer, cobijado en la oscuridad y tapado detrás de la cortina comencé a masturbarme mientras veía a mi cuñada. Ella cabalga así unos minutos meneando su gran y sabroso culo, después cambiaron de posición y se puso en 4 recargada en una mesa de centro que estaba en el cuarto. Mi amigo le daba unas fuertes embestidas que hacía que sus pequeñas tetas bailaran. Después de un tiempo, el incremento el ritmo para terminar con una embestida final. En eso mi cuñada se levantó dejando ahí a mí amigo. Yo trate de ir al baño a esconderme, pero ella me encontró antes de que yo pudiera abrir la puerta, no supe que decir y lo único que pude hacer fue voltear a ver sus tetitas y su cuerpo desnudo. Ella bajo la mirada y vio mi verga completamente parada, la agarró y apretó con su mano, me jalo hacia ella y me dijo al oído:

-te gustó lo que viste cuñadito.

Yo solo pude responder con un ademán señalando como me había puesto de dura la verga. A lo que ella me respondió.

-eso es mi culpa? (Señalando mi verga) bueno ahora es tu turno cuñadito. Diciendo eso me metió al baño con ella y cerró la puerta.

Me llevó hasta la regadera y después se bajó y empezó a mamar mi verga que aún tenía los jugos de su hermana y míos.

Paró de mamar y me miró -que rica verga cuñado, esto es lo que le das a mi hermana todos los días... sonrió y se metió la verga en su boca.

Luego se paró abrió la regadera, templo el agua, se empino enfrente de mi, con su mano en medio de las piernas hizo una seña para que me acercara y cuando me acerque agarró mi verga y se la paso en su rajita que aún se sentía chorreada con sus jugos y los de mi amigo, se acomodó y se la metió. Al tenerla así como siempre imagine, su culo se veía enorme y sabroso, solo la agarre de la cadera y empecé a metérsela, a un ritmo lento pero la empujaba con bastante fuerza integrando que mi verga llegará los más adentro posible y abriendo sus nalgas para sentir mi verga hasta el fondo de ella y sus nalgas abiertas pegadas a mí.

Con la mamada que me había pegado y el morbo de la situación solo pude dar unas pocas embestidas antes de venirme. Ella se detuvo un momento y me dijo, -ha no cuñado, aquí no termina aún, te voy a dejar seco, quiero que me llenes de leche en todos mis agujeros.

Sacó mi verga de su coño y con sus manos abrió sus nalgas. Mi verga aún seguía parada, había perdido un poco la erección, pero al decirme eso, no lo pensé 2 veces. Agarre un poco de shampoo y le lave su culito. Lo enjuagué un poco y después comencé a comérmelo, le metía la lengua en el culo y con mi mano le metía un dedo y jugaba con su panochita, después le metí un dedo en el culo, al ver que ya le entraba fácil le metí 2 mié tras seguía mordiendo y lamiendo sus nalgas. Ella sola hizo un movimiento para que parará y me pusiera a su lado, agarró mi verga y la masturbo hasta que recupero nuevamente la erección, se abrió las nalgas nuevamente, la imagen era fascinante, esas nalgas completamente abiertas y su culito palpitando como suplicando por mi verga. Tomé mi verga y la puse en la entrada de su culo, se la fui metiendo lentamente hasta el fondo, ahí se la dejé descansando, después se la saqué completamente y se la volví a clavar hasta el fondo, está ves cuando quise sacársela, mi cuñada comenzó a clavarse ella sola, con una mano en su cintura y una mano en su tetita, se la comencé a meter y sacar cada ves más rápido, mientras ella se masturbaba. Así se la estuve metiendo está ves por más tiempo hasta que ella tuvo un orgasmo e hizo que yo me viniera nuevamente. Se sacó la verga de su culo, la lavo con el agua que caía y se la metió en la boca, solo paro de mamármela para decirme una sonrisa de viciosa,- te dije que quiero tu leche en todos mis agujeros.

Me la mamaba y me masturbaba como desesperada hasta que nuevamente me vine, está vez en su boca. Se enjuagó su culito y su panochita y se salió del baño. Yo terminé de enjuagarme un poco la verga que ya estaba flácida y me salí del baño. Al llegar al cuarto mi pareja me dijo qué porque iba mojado, yo solo le dije que me había metido a bañar y se me había olvidado la toalla, ella me contestó -loco, que no ves que aquí está mi hermana, y se volvió a dormir. 

Ahora espero con ansias el día de poder tener nuevamente ese delicioso culo a para mi.

Espero con el tiempo mejore mi redacción y les estaré compartiendo más de las situaciones que en los últimos años me han sucedido.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.