Vacuidad Ostentosa... (Neodadaísta)

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
271 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

VACUIDAD OSTENTOSA
(Neodadaísta)

Salvaje, el humo, ha dejado de ser…
¡Violeta doble, tijera retorcida!.
Dada paralizadora y purgado purgatorio.
Y camioneta de palabras, periódicos, fieles,
pecados preventivos, ósculos y agujas lilas.

Aunque por fuera, segura la bolsa, vaya.
Y los dientes dientes, de desechos deshechos.
No tengan la edad del verdadero género.
Con laxantes para grillos gordos y lunares.
Con los mangos desvelados desventrados.
Con el tiempo masticado y seco, saco malo.

Por extraño que parezca, y una foca incube
focos, pisando aplausos, cultivando clavos…
Por ahí donde nacieron, las enfurecidas sillas.
¡Es inútil tratar de explicarles!. El software a mandriles.
Y la única característica está en huelga. Encubierta.
El primer absurdo es vinagre negro. Nulo, nugatorio.
Con la rueda ruda y rauda oruga. Obcecada oblicuidad.

Vaya, balla, bella, vaina. Nulo numen nubloso.
Para lavar la falda. El cosmos falta, y salta y al mar
encierra en píldoras, con el ropero, conocido literato,
nato, elástico, espiral, deferente, solvente, inútil.
Nuez, con su polémica carrera trigo, avena y paja.
Ejemplo son, esos extremos, del exterminio sano.

¡Ésos no, no, no hechos ladrillos!
¡Hechos perrillos, ésos sí, sí, sí!.
Niégalo nube y ahórcalo presto.
Porque infecto, infausto infesta.
Donde el plagio es plaga honesta.
¡Oh, marmota!. La historia sigue usada.
Con las viejas, vigas, vagas, salpicando al pulpo.
¡¡¡Desmontando acongojados cuadros blandos!!!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.