Refocilarse Servil

Por JoelFortunato
Enviado el 07/11/2018, clasificado en Poesía
48 visitas

Marcar como favorito

REFOCILARSE SERVIL

¡Pálida la esperanza huele olvidos!.
Escuchen los gatos al azul de sepulcro,
del abrazo del dolor y de la tierra.
En la noche se aleja cada incensario.
¡Sólo un año más de amargura!. Duerme.
Desayuna el infinito bajo cada techo.

¡Todos los manantiales son de pana!.
Y márcale al destino cada reproche,
su semblante a una sombra obscurece,
por los clavos al morir desarmados.
Donde la tierra es un indecible anhelo,
y una luz se hizo para dejar ciego.

En la prolongada maldad multiplicada,
ni las cucarachas hacen la voz imperiosa.
Ni el pasado desconocido recuerda,
por el breve término de un siglo corto.
Con un hombro el cobre y una escopeta.
El licor embriagado la flauta toca.

Donde la suerte implacable es rugosa.
¡Ya ni la basura es buena!. Ni mucha.
Cualquier ventana pinta al sol gris.
Ya ni las corbatas tienen sed.
Cada candado espera sus cadenas.
Y las cadenas un clavo y un martillo.

¿Quién podría escuchar las quejas del durazno?.
Solo las bicicletas se sientan solas.
¡Cuánta luz hay de llanto lento!.
El aliento del espejo sale de una cama.
Y el monumento excelso tiene fiebre.
¡La luz de la ignorancia está de cabeza!.

¿Podrá la fama dura salir de viaje?.
¿Estará la sombra oculta en una flama?.
Luego el ánimo serena una sirena.
Dejen al símbolo engendrar vasallos.
En la nieve el león es más sincero.
En la tarde se agita un seto alegre.

Y las calles son mares de faldas.
Cada volcán se lanza al destino,
al compás del inmortal salterio.
Con poca eternidad en las entrañas,
la dulce voz todo maldice. Corriendo.
Trémulo y sensible el cojín sueña.

¡Con la esperanza pálida y exhausta!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com