Dispersión de una persona altamente sensible

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
329 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

 

Las 9:40 y aún estoy con este tema.
Aún recuerdo aquella carta que le escribí al novio de mi madre. Qué horror de época. Solo quería que me comprendiera. ¿Porque se comportó así? ¿Y porque a veces le vuelvo a dar vueltas al tema si ya es agua pasada? No debería pensar tanto en las cosas y menos en temas ya pasados y ya analizados mil veces. Aunque no entiendo la actitud de aquel hombre con nosotros. Yo solo pedía armonía, tranquilifad y paz. Esa paz que transmite el perro cuando el amo llega a casa. Qué contento se pone y que tranquilidad transmite al sentirse arropado por su gran amigo. El perro se queda feliz y en paz al saber que está acompañado y cerca de alguien. Su ser más querido. Esa paz no sé si la he tenido yo alguna vez. Qué envidia me dan aveces. Lo imagino cerca de la puerta esperando. Aunque también puede estar encima del sofá porque cree que nadie se enterará. Aix... El sofá... Ahí tengo ganas de llegar yo está tarde. Entrar en casa, quitarme la ropa y tumbarme en el sofá para hacer el algo de nada. Intentaré no pensar en darle vueltas a las cosas aunque pienso que será imposible. Qué por ciento, ¿Porque estoy pensando en todo esto? A si... Ostras qué estoy trabajando, al final me van a despedir. ¿Qué estaba haciendo? A vale.. la carta del jefe que tengo que pasar a limpio.
Uff otra vez me acuerdo de aquella carta que le escribí al novio de mi madre.
Solo son las 9:43, que lento pasa el tiempo.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.