Helada Dulcedumbre

Por JoelFortunato
Enviado el 01/12/2018, clasificado en Poesía
96 visitas

Marcar como favorito

HELADA DULCEDUMBRE

Sería
Al encender la sombra de alegres
Agridulces
Labios sueños derramando música
¡Laboriosa en grande la crueldad!
Se expande al engaño fácil
¡Qué ausenta del mundo alborotador!
En la conjunción espiral del hundirse
Los rincones que guardan escondidos
Los libros del tembloroso polvo
Los ensueños bajo su almohada
....¡De lo qué fué sin venir mejor!....Sólo
Helada
Dulcedumbre
Helada
Sólo

Un sedativo cenit pasadizo
Un lirio entre palabras
Adyacente llanura yerma
Al clavel entre los huecos
¡Oh, helada dulcedumbre!
Parecíame era grisácea
...Y vistiéronle al negror enrojeciendo...
El negror enrojecido
¡En la misma sangre del alma extinta!
Parecíame era grisácea
Y vistiéronle, vistiéronle de ausencias...

Los ecos ya lejanos, ya cercanos
Anidan entre las puertas y las ventanas
Y en todo caso
¡Caídos pidiendo estrellas más!
Al abrigo de la orilla, al abrigo ya perdido
Por eso...
De agridulce dulcedumbre
Helada
Al otoño de la orquídea
¡Más qué infortunio aniquilador, más, sí qué más!
Queda, en la excesiva belleza
¡Inmóviles los mares anudados!
Helada
Dulcedumbre

Helada... Dulcedumbre, dulcedumbre, dulcedumbre.
A los buques en olas parduscas
Dulcedumbre helada y agridulce
...¡Entre nequicia nequáquam justo!...
Como
Del culto adictos de Nergal
...¡Más neroniano qué Nerón!... 


Por
la nostalgia qué la cumbre habita
Por

La inquietud qué la bruma amortigüa
...¡Opalina opacidad opípara!...
Labrando la intimidad con todo el desconsuelo
Por
Todo
Aquéllo qué hubiere sido
¡Sin andar la sonrisa esperando!
Aquéllo
Qué
Habría sido
¡No nostalgia infame injusta!
Helada ducedumbre siendo...
Cuando agradezcan los gusanos
Todo
Lo
Qué
Hubiese hecho
Más
¡Qué si hicieran lo que hiciesen!
Al encenderse sombras de los ensueños
Con sus nodrizas pesadillas a cada lado
¡Labios al cielo, amados astrolabios!
Ya habrían agradecido la mañana
¡Qué abría soñado la ventana!
Al ver abierto
Aquéllo
que habría cerrado...

Siendo
Hogaño
¡Helada y agridulce... Dulcedumbre y agridulce!
Y
Al
Qué hubiese agradecido
De
Haber

Podido... ¡Sin morirme en tantos qué revivo!
Si, sí, qué revivo, por morirme a diario, en los
miles eliminados, exterminados, por cucarachas
En la basura, escritorios, sillas, edificios, periódicos, oficinas, obstáculos, obras, ventas, quejas, mandatos, manipulación, ceremonias, cementerio, censura...

¡Ebrio raciocinar!... Recordando, recordando.
De
Hogaño
De
Piel
A
Hueso

Recordando helada dulcedumbre recordando...


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com