Un cuento irreal

Por Peter
Enviado el 07/01/2019, clasificado en Microrrelatos
134 visitas

Marcar como favorito

   Deje en barvecho mis mas oscuros sentimientos hacia ti. Florecieron al fin espinosos cardos, cuyas agujas use para surcir tu ropa interor, que nunca te pones pues no sabes donde la dejas y me la pongo yo.

   Despues la puse a hervir por 1234 segundos y me la servi con pan con mantequilla, a las doce de la noche de un martes 13. Si, esa misma vez que te embarazo un tal Moloch, rey de las tabernas, perdon, de los avernos.

   Y el gato negro, que no sabe ni leer ni escribir, escapo de su Sombra.

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com