Viaje

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
190 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Estoy viéndote justo ahora, sentado en la tercera fila del teatro principal, ensayando con esa expresión de concentración que te pintas en el rostro cuando estas dentro de una plática que de verdad te interesa. Al final del ensayo me acercaré lentamente a saludarte y tengo pensado utilizar un discurso que guardaba desde antes de nacer. El anillo es el que te gusto en la tienda de los refugiados franceses, ajustado  a medida; así que si te lo preguntabas, sí, fue la causa de mis ausencias durante algunos días, entenderás que un vendedor de libros no tiene mucho trabajo en tiempos de guerra; estuve atrincherado a pan y agua mientras llegaba la ayuda de fin de mes que me envían las editoriales, ahora me da risa, he tenido que usar los tirantes desgastados de los tiempos del colegio  pero en su momento dude seriamente de mí mismo.

En cinco minutos  tengo que bajar a la salida de artistas para encontrarte, me sudan las manos y las rosas empiezan a ponerse oscuras, mi madre dijo que no debí comprarlas tan temprano pero no atendí su consejo.

Si estás leyendo esto es porque me aceptaste la propuesta… siempre existe el riesgo de inventar las cosas cuando viajas solo, entonces al hacer el viaje de la vida juntos mis recuerdos tendrán una contraposición sana, podremos corregir aquello que en mi emoción o estupidez no esté contando de manera correcta.

Podremos contarlo juntos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com