El juego de la vida

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
348 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.
Jugaban a la vida La Parca y el Alma, y el Alma le ganó tantas veces que la muerte con su lúgubre resplandor esperaba impaciente algún descuido del Alma para ganar el juego. Miraba atenta el tablero de la vida y con paciencia infinita esperaba su turno. Pero el Alma, esa Alma Antigua, resabiada de tantas vidas, con cada movimiento se reía a veces, y otras atendía de que manera burlar el destino. Pero la muerte experta en esperar y más sabia que el Alma no dudaba que en alguna jugada, ella la vencería. Pasaba el tiempo y cada una de ellas se recreaba en cada moviemiento, el Alma siguiendo lo aprendido tantas veces, despistaba con aquella maestría suya y a veces inesperadamente realizaba una de aquellas jugadas que no esperaba la muerte. Pero la muerte seguía atenta y sin despreciar a su oponente, esperaba. Y en una de aquellas partidas, el Alma consideró que el destino es el que es y que por muchas veces que ganara a la muerte, su destino estaba escrito, y enredada con aquella partida, decidió que siendo un Alma tan antigua, volvería de nuevo a la vida y volvería a jugar con su amiga la muerte y así mirándola a la cara, sonrió y le dijo.....tu ganas, pero hasta ahora la que ganaba era yo. Y así fue como aquella Alma volvió al depósito donde todas las almas duermen y esperan ser asignadas a otro cuerpo, a otra vida. El destino está escrito y aunque nos empeñemos en burlarlo, La Parca con sus guadaña cortará de alguna forma el hilo de la vida.

¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.