La excitante casualidad

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3372 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Lesbianvideos.co - Sólo relaciones íntimas entre mujeres

LA EXCITANTE CASUALIDAD

Todo comenzó en un pequeño bar de la ciudad , de copa a copa conocí  de casualidad a una hermosa mujer, paso poco tiempo para que los coqueteos aparezcan, ella y yo sabíamos donde iba a parar todo eso, en un giro inesperado y llevados por el alcohol terminamos en su casa donde al cerrar las puertas no tomó nada para que la lujuria nos consuma, de besos y caricias las ganas  se apoderaban más de nosotros , al fin llegamos a su cuarto donde bese con placer su cuello su cara de excitación me llenaba más  de lujuria y probar todo de su cuerpo, poco a poco las despoje de toda su vestimenta donde al  verla desnuda en la cama tendida doblego mis sentidos y mi instinto me llevo a besar sus hermosos senos donde iba bajando hasta que llegue  hasta su flor donde probé su delicioso néctar, sus gemidos se hacían cada vez  más excitantes , su fluidos me dejo saber que ya  era momento de hacerlo, me despoje de mi ropa y la mire fijamente y  con una voz muy doblegada me dijo “hazme tuya” , con delicadeza me puse encima de ella donde pude sentir su  suave piel y su olor me envolvía en una cobija de deseo, con un pequeño  beso en su boca fui poco a poco penetrándola mientras tocaba sus pechos fue un placer inigualable estar dentro de ella, su interior se calentaba cada vez más, podía sentir como tocaba lo mas profundo de su interior, después de un momento  me tumbo y se puso encima de mí, moviéndose de arriba abajo como un jinete galopando en su caballo podía sentir cada movimiento que hacia cada cara que excitación que ponía, la agarre por el cuello estimulándola más, el deseo nos corrompía y el tiempo desapareció  de nosotros llego en un determinado momento donde paro y poco a poco fue bajando hasta mi entrepierna donde  comenzó a saborear y probar todo de mí, podía sentir su cálida y húmeda su saliva envolviéndome y su lengua estimulándome más, sus suaves labios frotándose en mi llevándome a la cima del  éxtasis y dejando que fluya todo dentro de ella, nos tumbamos en la cama extasiados y satisfechos donde me abrazo y acercándose a mi oído me susurro “espero que se vuelva a repetir”.

Franklin. E


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.