Una tarde de sofá y mantita de lo más fogosa (Parte 1ª)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4392 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Porn4women.tv - los videos porno que más gustan a las mujeres

Yo había terminado mi último examen el jueves por la mañana, mi plan era una tarde de Netflix y palomitas ah y dormir jajajaja cuando recibí un whatsapp de Marcos diciéndome que por la noche no podía quedar conmigo, que si podíamos hacerlo por la tarde, en una ocasión normal le habría dicho que no, que para otro día pero llevaba una semana sin ver una sola polla y... no es algo a lo que este acostumbrada jajajajaj así que le invite a unirse a mi plan. Vino, pusimos una peli random de Paco León (no me acuerdo ni del nombre jajajaj) y como no... escena de sexo, le miré con complicidad y él se rió con timidez jajajja, a lo que pause la peli y tuvo lugar esta conversación:

Yo: Marcos, ¿Te gusta follar conmigo?

Marcos: Claro joder, me encanta

Yo: Y a mí pero ¿A veces no tienes ganas de ser el que lleva el ritmo? Es que me he dado cuenta de que siempre soy yo la que te folla a ti, de frente y al revés, claro.

Marcos: La verdad es que si pero entre que nunca lo he hecho y...

Yo: ¿Si?

Marcos: Y bueno, que siempre me la chupas y luego te pones encima así que como te voy a decir que no jajajajaj

Yo: Vale, ahí me has pillado jjajajajja es que tu polla es una debilidad, me encanta

 Y aquí el cabrón dejo toda su timidez bien escondida y se la sacó.

 Marcos: ¿Esta cosita?

(Aquí se la agarré entre risas y empecé a pajearle)

Yo: Uuuf sí jajjajaj es que mira que bien se baja la piel, es genial.

 Ahí estábamos sentados uno frente al otro en mi sofá riéndonos mientras le hacia un buen pajote. Le dije que se pusiera de pie, yo me quedé de rodillas, le bajé los pantalones y para dentro, empecé como siempre, agarrándole el rabo con la derecha mientras le hacía ver el paraíso con mi boca, trataba de pillar el prepucio con la boca y subirlo y bajarlo, que es como le gusta. Luego decidí hacérselo sin manos, le mire a los ojos y las agite como si le dijera "Miraa, sin .manos", el se rio ligeramente pero no pudo parar de gemir. Después se la agarre con la izquierda y me lleve la mano al coñito, me estaba poniendo caldosita y necesitaba estar a punto del todo. Es difícil coordinar una mamada con hacerte unos dedos a ti misma jajajajaj, me saque la polla de la boca, me puse de pie y entonces...

 ....Yo ya había decidido tumbarlo en el sofá y sentarme sobre su polla y cabalgarle, cuando de repente él tomó la iniciativa. Me agarro por el culo y pegó mi coñito a su polla erecta y húmeda de mi saliva. Me dio un beso super ardoroso y húmedo, con su lengua como loca buscando la mía. Y solo paró para susurrarme al oído:

Marcos: Ahora te toca a ti.

Me empujó con delicadeza sobre el sofá obligándome a tumbarme y una vez mi espalda se acomodó sobre el asiento, se inclinó hacia mí, apartó ambas piernas a los lados y acercó su lengua hacia mi coñito. Tengo que reconocer que se empleó a fondo y yo que para entonces ya estaba más que lubricada, comencé a mojar a chorros conforme su lengua recorría los labios del coño. Mmmmmmmm...arriba y abajo, sin darme tregua, mientras su mano derecha acariciaba uno de mis pechos. Eso me hizo gemir. Tomé con mis manos su cabeza para controlar la intensidad de sus movimientos. Así estuvo un buen rato, jugueteando con los pliegues de mi coño, cuando su lengua tomó rumbo norte y se centró en estimular mi clítoris, a la vez que un dedo de su otra mano se colaba en el interior de mi encharcada vagina.

Pufffffffff, eso me hizo subir a los cielos. Estaba gozando como una loba, sin parar de gemir.

Su dedo me follaba sin tregua y su lengua percutí en mi clítoris vertiginosamente.

Mientras tanto yo no paraba de mojar y mis gemidos se hicieron cada vez más intensos. Me estaba volviendo loca de placer y el orgasmo era ya cuestión de segundos.

Yo: Siiiiiiiiiiiii, nene, sigue, sigue, no pares, joderrrrr, más rápido más, que me corroooooooooo, exclamé desbordada por el inmenso placer.

No fue un solo orgasmo, si no uno detrás de otro. Me corría sin parar mientras mi cuerpo convulsionaba entre descargas de placer.

Yo: Wow nene, menos mal que no sabías, le dije con sonrisa picarona, mientras comprobaba de reojo que su polla seguía aún tiesa.

Yo: Pero ahora necesito sentir tu polla dentro de mí........

Cambiamos la posición en el sofá y esta vez fui yo la que metió la cabeza entre sus piernas, agarre su polla, completamente perpendicular al resto de su cuerpo, y le di un buen lametón desde los huevos hasta el glande, y mientras le ponía el condón el empezó a acariciarme un pezón, yo me ponía mas y mas caliente, quería metérmela ya. Me subí sobre él, agarre la polla y empecé a acariciarme el coño con ella, los dos gemíamos sin parar, Marcos me dijo "Oh dios María ah... se te nota todo el coño aah sigue mmm" y yo le respondí "Uy no, no te corras todavía", me agache, nos besamos y poco a poco la fui metiendo en mi coño. El capullo entró con facilidad pero la tiene muy gorda y del glande para abajo siempre cuesta un poquito más. Metí y saque su puntita hasta que la tuve del todo dentro, exactamente donde yo quería. Me enderece para frotar su rabo contra las paredes del coño sin prisa, tenía el otro orgasmo muy reciente. Una vez que me puse a tono de nuevo me agache y opte por el mete-saca, era perfecto, sentía su prepucio bajar y subir una y otra vez y eso... era espectacular ¿Por qué? Porque siempre que he sentido eso el chico al que me estaba follando gozaba como nunca y Marcos no era excepción.

Marcos: Joder Maríaaaaa, sigue, siguee (Aquí me agarro las tetas)

Yo: Oh oh OOOOH

Ya venía mi enésimo orgasmo de la noche y no dejaba de frotar su polla contra mí por dentro cuando oí una voz ahí abajo "Ah aah fóllame hasta el final Aaaaaah". Es precioso cuando tienes un orgasmo a la vez con alguien con quien tienes tanta complicidad en la cama. Nos levantamos del sofá y completamente desnudos y de pie...

Yo: Marcos, ¿Has pensado alguna vez que si no me hubieras metido el dedo en el ombligo en aquella situación tan tonta quizás nada de esto hubiera ocurrido?"

Marcos: Bueno, si no me lo hubieras hecho tu en el baño fijo que no aunque tienes razón, si no te lo hubiera hecho yo... (Y se encogió de hombros)

Yo: Marcos, llevo una semana sin polla... diría que me queda gasolina ¿Y a ti?

Marcos: Llevo una semana sin tocarme así que... creo que también jejeje

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com