Una tarde de sofá y mantita de lo más fogosa (Parte 2ª)

Por Andrés
Enviado el 08/02/2019, clasificado en Adultos / eróticos
2402 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Porn4women.tv - los videos porno que más gustan a las mujeres

Le agarre la mano, metí su dedo índice en mi ombligo y empecé a moverlo, mi respiración se agitó, levanté mi vista y ahí estaba su verga levantándose de nuevo, le quite el otro condón, la agarre poco a poco, nos miramos fijamente, nos reímos y...

....y comenzamos a besarnos mientras mi mano bajaba y subía por la polla, que con cada pasada crecía de tamaño. Lo hacía como sé que le gusta, sujetando con firmeza la piel, la mano bien  aferrada al tronco, tirando de la piel con fuerza para liberar por completo el glande y girando la muñeca en cada pasada. Marcos no paraba de gemir y mi coño pedía más guerra.

Yo: Vamos nene, fóllame, méteme la polla hasta el fondo, pero ya!

Marcos, muy obediente, me tumbó nuevamente en el sofá, levantó mi pierna izquierda y colocó su ariete sobre los labios de mi coño, restregando la punta entre ellos, contagiándose de su humedad. Cada vez que el prepucio rozaba mi clítoris veía las estrellas. Estaba ansiosa por sentirla dentro y él pareció darse cuenta, porque colocó la punta del estoque en la entrada de mi coño y deslizó su capullo en mi interior, hasta alcanzar de nuevo el escollo de su enorme trabuco.

Yo: Dale, dale, métela Marcos joderrrrr, exclamé.

Y de un preciso empujón la fue deslizando suave dentro de mi hambriento coño hasta terminar la estocada.

Yo: Ahhhhhhh, ahhhhhhhhhhhhh, me encanta su polla, exclamé entre gemidos, vamos nene fóllame, fóllame....

Marcos comenzó a moverse adelante y atrás percutiendo con su polla sin parar. Con cada empujón mis tetitas saltaban arriba y abajo. Tuve que sujetarlas, lo que aproveché para pellizcar mis pezones. Estaba gozando como nunca con la enorme verga de Marcos, que frotaba sin pausa cada milímetro de mi vagina en su continuo mete saca.

Marcos lo estaba gozando a la par que yo, a tenor de los gestos de placer de su rostro y sus intensos jadeos.

Todo estaba dispuesto para una nueva ración de leche y mi vagina empezó a contraerse y dilatarse por el placer, ciñéndose en cada movimiento al potente tronco de carne que me perforaba.

De repente, sentí una gran descarga y comencé a convulsionar justo con las últimas estocadas de Marcos. Me corría como nunca, entre espasmos de placer y justo entonces, sacó la polla y agitándola con su mano se derramó sobre mi barriguita, sobre el coño, sobre las tetas.....Ufffffffffffffff, fue un señor polvazo.

Yo: Dios Marcos, me parece que vamos a tener que quedar más veces para ver pelis, jajajajajja, dije picaronamente mientras le agarraba por el culo, atrayéndolo hacia mí.

Marcos: Siiiiiiii, me encanta la programación de Netflix, jajajajjja........

Yo: Mira como me has puesto de perdida, ahora tendré que ducharme!!

Marcos: Yo estoy sudando la gota gorda, también debería pero podemos ahorrar agua ;)

Yo: Mmmm vale, pero me duele un poco el coñito jajajajaja

Marcos: Vaale, lo pillo 

Nos metimos en la ducha, cerramos la mampara y cada uno se enjabonó a sí mismo, abrimos el grifo y empezamos a ducharnos, se me metió jabón en los ojos y le pedí a Marcos que me frotase para aclararme, primero el cuello, la espalda y como no, mis tetitas, empezó a acariciarlas y a frotar los pezones con la yema de los dedos, le dije "Lo sabía, eres un cabroncete eeeh" entre pequeños gemidos, el se rio y cuando pude abrir los ojos vi que su polla volvía a levantarse poco a poco.

Yo: Mmmm no te cansas, eh? No tendrá que ver esto con que me estés aclarando?

Marcos: Jejejeeje puede

Yo: Sí? Pues creo que también tienes jabón aquí...

Bajé la mano por su tripa, le agarré la verga mientras el seguía sobándome las tetas y empecé a masturbarle, tuve una idea brillante: Me eche un poco de gel en la mano y lo use para lubricársela. Al principio bajaba la piel lentamente para que sintiera mas el tacto de mi mano, pero poco a poco fui subiendo el ritmo hasta que su polla empezó a hacer ese ruido tan característico de una paja, justo entonces me empecé a mojar de nuevo, agarre su polla y empecé a frotarme el clítoris en círculos con ella, seguía teniendo gel y era un placer divino. Volví a pillar el tono y entonces se lo pedí:

 Yo: Vale, métemela

Marcos: ¿Pero no decías que te dolía? No te quiero hacer daño...

Yo: Yo sé lo que hago, por favorrr

Me agarre a las mamparas de la ducha y Marcos, obediente, me la fue metiendo de frente mientras yo con una mano me estimulaba el clítoris. Miraba hacia abajo y veía su ariete intentando asaltar las puertas de mi coñito, el aumento el ritmo y yo cada vez estaba mas y mas cachonda. Me frotaba el clítoris con más fuerza mientras además Marcos gemía cada vez más, al cabo de un rato sentí el orgasmo y empecé a dar pequeños espasmos mientras Marcos, todavía con la polla dentro, me agarraba para que no me cayera. Abrí los ojos, nos miramos y nos reímos, me saque la verga y tras coger aire le dije "Espera que todavía no hemos terminado y no me refiero a la ducha, te has portado muy bien". Cerré el grifo, cogí un coletero, me recogí el pelo y me puse de rodillas frente a él, agarre mi parte favorita de su cuerpo y después de dos o tres sacudidas me la metí en le boca. Me llego hasta la campanilla y después de sacármela un poco pille con mis labios su prepucio y empecé a moverme, los primeros "oooh si" no tardaron en oírse, me sentía la reina del sexo, era su dueña y me lo estaba pasando genial, decidí darle golpecitos con la punta de la lengua en su uretra, esto le calentó mucho y cuando volví al mete saca el gimió aun mas, entonces decidí sacármela de la boca y mientras le pajeaba vigorosamente le dije "uuf sigue, que bueno, joder aaah" entonces soltó un chorrito de semen (el tercero de la tarde) que pude parar con mi mano y mientras apuraba la paja me levanté, le di un pico y volví a abrir el grifo.

Aquella tarde que se preveía de cine, sofá y mantita, nos convertimos los dos en protagonistas de una jornada de tremendo calentón. Por supuesto, volvimos a quedar en más ocasiones con tal propósito. Pero eso quizás se quede para otra historia....

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com