TIME TO DIE - 03

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
321 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

CAPÍTULO 9

 

EN BUSCA DE LA LLAVE

 

Silvia no podía creérselo, se había convertido sin pretenderlo en la presa a la quien iban a cazar. Ahora el juego transcurría en torno a ella. ¿Cómo diablos iba a conseguir salir de semejante situación?.

 

Aún continuaba al teléfono con esa persona. Le estuvo alertando sobre posibles imprudencias (así las llamó) tales como acudir a la policía. Echos como ese, solo harían ampliar sus consecuencias. Ya que hasta ahora, solo le implicaban a ella y cometer tales imprudencias como el acudir a la policía, solo provocaría que personas de su familia y entorno más cercano, pagasen un precio muy alto, ¡Morir por su culpa!.

 

La última indicación que le transmitieron fue, acudir a un parque de su ciudad y buscar un árbol en un punto exacto de éste. Allí escondido en una caja enterrada, encontraría una llave de un buzón de apartado de correos, de una sucursal de otra ciudad a la suya.

 

En ese buzón encontraría toda la información necesaria sobre sus perseguidores y que debería saber utilizarlo con gran astucia, para conseguir ir librándose de cada uno, antes de que ellos lo hicieran primero.

 

Tras recopilar toda la información, Silvia se sentó en el sofá con la mirada perdida, poco a poco iba entendiendo de la gravedad del asunto. No solo venían a matarla, sino que su única salida para evitarlo, era convirtiéndose en una asesina.

 

EL miedo que antes sentía, fue transformándose poco a poco en una idea, “Supervivencia”. Volvió a coger el teléfono para contarles a su familia y amigas íntimas, en qué estaba metida. Pero se detuvo pensándolo mejor. Primero, tenía que ir a por esa llave lo más rápido posible y tener cuanto antes toda la información posible sobre sus perseguidores.

 

Le habían dicho que todos saldrían de lugares distintos pero a la misma distancia y con los mismos recursos para conseguir llegar a ella. Teniendo así todos la misma ventaja pero, lo que no sabía, es a que distancia los soltarían.

 

Una cosa tenía absolutamente clara no podía permanecer, ya no solo en su casa sino, ni tan siquiera en su ciudad. Así que cogió una mochila, echó unas cuantas mudas, cartera y todo lo que consideró en ese momento, pudiese serle absolutamente necesario.

 

Silvia abrió la puerta de su casa y salió. Se dio la vuelta y se quedó mirando el interior de su piso desde la puerta pensando, si conseguiría poder volver a ella y a su vida que acababa de cambiar.

 

Conducía camino al parque que le habían indicado. El árbol que tenía que encontrar, debería estar cerca de una escultura que se encontraba en una de las puertas de entrada al parque. En concreto la puerta sur, la que daba a la parada de metro que la gente llamaba “Sin Retorno”. Ya que era el límite, antes de tarificar como billete de extrarradio y que muchos se la pasaban por descuido, teniendo que volver a coger otro de vuelta y volviendo a pagar.

 

 

CAPÍTULO 10

 

EMPIEZA LA CAZA

 

Desde un sitio inhóspito, en algún lugar de lo más profundo y perdido entre montañas, siete furgonetas salían con direcciones distintas para dejar a las siete personas ganadoras en su juego y participantes en el desenlace final.

 

Durante el tiempo que estuvieron retenidos al ganar sus respectivos juegos, sus vidas han sido un absoluto suplicio. Torturados y amenazados para cuando llegara la hora del “Juego Final” no dudasen en llevar a cabo su finalidad o en caso contrario, asumir las consecuencias. Ya no eran personas, sino fieras salvajes con un fin común, ¡Matar a Silvia!.

 

Al tener que ir a puntos distintos y tan distantes unos de otros, tardaron en llevarlo a cabo algo más de tres días. Sumándole uno más, en recordarles nuevamente cual era el cometido que debían cumplir.

 

A las 07’00 am del día en que todo estaba ya preparado, los siete participantes fueron puestos en libertad, cada uno de ellos con 3.000€ y un dossier completo sobre su víctima. Donde podrían consultar dónde vive, quienes son sus familiares, amigos, hábitos y cualquier otro dato relevante que pudiese serles de utilidad para llegar acabo su objetivo.

 

En sus caras podía verse reflejado el miedo pavoroso no sólo por culparse de su osadía al apuntarse a esa maldita web, sino por toda la crueldad inhumana que tuvieron que realizar para conseguir quedar con vida, pensando que ahí terminaría su suplicio. Ahora, debían de seguir siendo unos asesinos sin escrúpulos, para nuevamente salvarse.

 

Algunos tardaron un tiempo en organizar las ideas en su cabeza de cómo comenzar la caza. Otros sin embargo, llevados por la desesperación, ya tenían claro su plan y nada más fueron puestos en libertad, se lanzaron a por su objetivo.

 

Lo primero que todos tuvieron que hacer fue, identificar el lugar donde se encontraban y después, buscar el medio de transporte más rápido que les llevara al lugar donde Silvia vivía. Aunque intentaban ir lo más rápido posible, aquello les llevó algún tiempo. Tiempo que para ellos les resultaba eterno y sobre todo angustioso.

 

Pero había un problema fundamental que tenían que tener muy en cuenta. Ellos, por así decirlo, también estaban siendo buscados. No era tan sólo porque, sobre todo los primeros participantes llevaban ya un tiempo desaparecidos, sino porque sin duda alguna debían de estar siendo señalados como asesinos. No en vano, para haber conseguido ser los ganadores en cada uno de sus juegos, habían tenido que matar a todos los demás participantes. Así que debían de tener cuidado en no ser detenidos por las autoridades. Que se les acusara de asesinos, realmente era lo último que les preocupaba. El no conseguir el objetivo, conlleva unas consecuencias para sus allegados, que jamás podrían perdonarse.

 

El “Juego Final” ha comenzado y la cacería, se convertirá en una cruenta lucha de ser el más hábil. Tanto por parte de los cazadores, como por la víctima.

Iván A.

Mi Web "Un Lugar Para Ver "


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.