TIME TO DIE - 04

Por
Enviado el , clasificado en Intriga / suspense
142 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

CAPÍTULO 11

 

HORA DE PLANIFICAR

 

Silvia estaba frente a la puerta del parque. Aún permanecía dentro del coche porque se le pasó por la cabeza, sí quizás alguien pudiera estar allí esperando a que ella llegara e ir observando todo lo que hacía. Así que decidió quedarse dentro durante un rato y observar a la gente de alrededor.

 

Mientras iba pasando los minutos, comenzó a pensar, cómo diablos iba a hacer para eliminar a los otros jugadores. Fue en ese preciso momento, cuando fue consciente de dónde se había metido, ¡tenía que matar a personas!.

 

Recordaba vagamente a los ganadores de los juegos anteriores y empezaba a entender el suplicio al que tuvieron que someterse, en cada una de las pruebas para tener la sangre fría de matar a alguien. Y sin duda sabía con seguridad, que ellos le aventajaban en eso, en ser capaz de cometer un acto así.

 

Cómo le dijeron por teléfono, el juego había comenzado. Se trataba de simple supervivencia y ya no había cabida, para sentir escrúpulos. Dejaron de ser personas, para convertirse en simples objetivos. Se trataba de, ¡o tú o yo! Y por supuesto, iban a hacer ellos.

 

Totalmente segura y decidida salió del coche, para entrar en el parque en busca del árbol. Nada más entrar, se percató de uno muy llamativo por su tamaño, que había a la izquierda. Estaba claro, que se trataba de ese árbol. Así que sin dudarlo, se dirigió a la base de éste y comenzó escudriñar cada centímetro pero, nada parecía llamarle la atención. Una sensación de intranquilidad iba apoderandose de ella pero de repente, un monticulo de tierra que parecía haberse removido muy recientemente, le llamó la atención.

 

Empezó a remover la tierra y a pocos centímetros, encontró una caja metálica que sacó y limpio de tierra, para poder abrirla. Y encontró una llave, junto a un papel escrito. Ésta la leyó apresuradamente, pudo leer la ciudad y lugar donde estaba el apartado de correos.

 

En poco tiempo se encontraba en la carretera que llegaba a esa otra ciudad. Una vez llegó y a través de navegador del móvil, consiguió llegar sin problemas a la oficina de correos. Que la estuviesen observando era algo que ya no le preocupaba.

 

Una vez dentro de la oficina y tras una inspección rápida del lugar, identificó al fondo de la oficina los buzones de los apartados. Buscó el número que tenía la llave, la introdujo y al abrirlo encontró en su interior, una carpeta bastante abultada.

 

Le echó un rápido vistazo a los papépeles que contenía y pudo observar, como ya le indicaron lo que parecía unos extensos y detallados datos de cada uno de los siete participantes, que tenían como misión, ir a acabar con ella.

 

Cerró la carpeta y fue de vuelta a su coche. Ahora buscaría un lugar donde poder tranquilamente estudiar todo ese dossier y planificar, los pasos que debía de dar.

 

 

CAPÍTULO 12

 

ACORRALANDO A SILVIA

 

Los siete participantes ya habían comenzado. Todo era cuestión de astucia, planificación y por qué no, algo de suerte. Aunque no conocían de nada a Silvia, sentían por ella un abominable y salvaje odio. Pero aún sabiendo que ella no tenía culpa de nada, de cuanto les había ocurrido hasta ahora y las posibles consecuencias que les traería si no cumpliesen su misión, no iban a permitir a estas alturas tener en cuenta, lo que dictara sus conciencias.

 

Desde un primer momento, se fue evidenciando la habilidad que cada uno tenía y que poco a poco se iba haciendo evidente, en como se desmarcaban cada uno con respecto a los demás y ser notoria la ventaja que individualmente comenzaba a verse.

 

Pero nada de eso aseguraba llegar con éxito a tal resolución. Porque dependían demasiado de las dificultades y problemas ajenos a ellos, que iban encontrarse.

 

Algunos no dudaron en ir, sin tener en cuenta otra consideración, a buscar a Silvia a su propia casa. Sin embargo otros, no pasaban por alto que ella, sabiendo a lo que se enfrentaría, era seguro buscara un lugar seguro donde establecer por así decirlo, su cuartel general.

 

Por lo que otros optaron en decidir, a quién de sus más íntimos, podría ella pedir ayuda. Y eso, era lo que esos otros pensaban deberían tener como prioridad, no perdiendo el tiempo en ir a sitios, donde era muy evidente ella habría descartado para refugiarse.

 

Sus pocos escrúpulos de hacer cuanto fuese necesario, era extensible a todas esas personas próximas a Silvia. Pero también tenían en cuenta, que quizás la policía, ese pensamiento lo habían tenido también ellos en cuenta.

 

Poco a poco, las posiciones que cada jugador iba teniendo en el mapa iban siendo evidentes y a la misma vez, muy distinta entre ambos. Pero había algo común en todos. Cada vez se encontraban, aunque no fuese evidente para ellos, mucho más próximos a Silvia.

 

Por lo que tarde o temprano, Silvia llegaría a estar prácticamente acorralada. Siendo en ese momento, donde todos pondrán en práctica sus tácticas de asesinos.

 

Todo cuanto iba sucediendo, se podía ir conociendo gracias a que la web, cada cierto tiempo y dejando un margen prudencial para que los participantes pudiesen llevar acabo sus planes, lo iba publicando para que todos pudiesen seguir el juego.

 

Pero, y lo hacían pensando en la policía, algunos datos o los omitian o no los daban estrictamente correctas. Cosas como lugar en que cada uno se encontraba o hacia donde parecía se dirigían.

 

Y lo hacían para intentar confundir o al menos poder dificultar cuanto pudiesen, las actuaciones que la policía estuviesen decidiendo. Ya que estos se afanaba sin ningún resultado por el momento, no sólo en desactivar la página web, sino de encontrar o adelantarse, a los pasos que cada jugador iba dando.

 

Toda estaba completamente en marcha. El “Juego Final” poco a poco se iba aproximamdo a su desenlace. A lo que los espectadores morbosamente esperaban. “Acción y Sangre” ¿O acaso no era esa la finalidad del juego?.

 

Pronto las calles se llenará de sangre, ¿Cuál es tu apuesta?.

 

Iván A.

Mi Web "Un Lugar Para Ver "


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed