Febrero catorce

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
350 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Se desperto temprano , mas de lo habitual , se dio una ducha , desayuno y llamo un taxi , le dio un beso a su amada y partio hacia el centro de la ciudad , llego a la floreria y compro un ramo de rosas amarillas , luego fue hasta la perfumeria y adquirio el perfume que a ella tanto le gusta , una fragancia con aroma suave y dulce con un toque frutal , abordo el taxi de regreso a casa y se detuvo en la cereria del barrio por unas velas , eran casi las diez hora y ya estaba en su morada , tomo el libro de ( JAIME SABINES ) , se sento en la cama junto a ella y le comenzo a leer el poema "TE QUIERO A LAS DIEZ DE LA MAÑANA" y como si fuese un ritual repetitivo lo relataba cada catorce de febrero , el era un gran lector y enebraba las palabras apasionadamente , ella lo escuchaba y lo miraba enbelesada , sus gestos eran una manifestacion plena de afecto , su mano lo acariciaba desde la mejilla hasta su pelo , su boca proyectaba una sonrisa , una sonrisa donde explicitaba el placer de oir tan bella exprecion , termino de leer , se le acerco y le dio un beso sedoso , tocando apenas y suavemente los labios , la miro a los ojos y le murmuro , hoy te amo mas que hace cincuenta y nueve años , ella le respondio , ¡ESTOY MOJADA VIEJO! , y se largaron unas carcajadas como niños candorosos deprovistos de recelos , amor voy a preparar el almuerzo y sera muy especial , te cocinare mollejitas al limon que es tu comida preferida , dispuso la mesa , dos copa y un vino tinto malbec , prendio las velas y en el centro un florero con rosas amarillas , fue hasta la habitacion y acerco la silla de ruedas al lecho , le coloco un vestido sui generis , la perfumo , la tomo en sus brazos y la ubico sutilmente , ¡LUCIA HERMOSA! , recorrieron esos pocos metros hasta el comedor , encendio la musica y se acomodo a su lado , sirvio las copas de vino y las elevaron para el brindis , ella apenas podia sostenerla pero hizo su mayor esfuerzo y con su mano temblorosa chocaron los cristales como un simbolo de gratitud y amor , bebieron un sorbo y se dijieron por muchos años mas , fue un momento maravilloso y trascendente , fue su ultimo catorce de febrero , ella murio meses despues y en su entierro a las diez de la mañana , el leyo ese poema que a ella tanto le gustaba "TE QUIERO A LAS DIEZ DE LA MAÑANA" . Relatos breves Juan Sosa . 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed