Ser Despedido

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
86 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Cuando estamos trabajando como empleados siempre tenemos  el temor de ser despedidos de manera repentina o sin causa alguna. Nos sentimos inseguros y amenazados por si nos despiden, nos causa insomnio, estamos a expensas de que por un sobresalto del jefe estemos fuera.

Algunas veces cuando estoy esperando el verde en el semáforo no solo sumo placas, me pongo a pensar en que trabajarán las personas que también esperan el verde, me pregunto porque traen mejores carros que el mío, y llego a una conclusión, quizás ellos tienen un mejor trabajo que el mío, entonces para que preocuparme tanto si hay más oportunidades de trabajo en este mundo.

Los cambios de jefe son muy difíciles porque uno no sabe cómo va a reaccionar cuando te conozca o si le vas a caer bien o mal, tienes la duda sobre si considerará tu trabajo como bueno, también cabe la posibilidad de traerse su gente para suplirnos.

Los nuevos jefes pueden ser de otra generación como los mentados Millennials quienes  son los nacidos entre el 1980 y  1999 los cuales  quieren que todo sea muy cibernético y aplicando las redes sociales. Los horarios no les importan para nada porque te pueden llamar a cualquier hora y cualquier día, con ellos el compromiso es 24/7.

La experiencia que nuestra generación aporta es importante y pienso que no se puede sustituir con un programa de computadora, la toma de decisiones tiene un análisis mucho más profundo que simples decisiones sin fundamentos. No todo lo que es ahorro es bueno porque debes considerar todas las consecuencias que van a repercutir con tu decisión, hay que verlo como un todo.

 Debemos tener siempre bien actualizado el curriculum vitae por si se ofrece. Claro siempre le tenemos cierto respeto a los cambios de trabajo, ya que muchas veces te ofrecen unas prestaciones y a la hora de la hora no eran verdad. Nunca debemos salirnos de un trabajo si no tenemos seguro el otro, todo cambio conlleva riesgo.

Casi nunca tenemos dinero ahorrado para prever un despido, siempre nos acoplamos a lo que ganamos y nos gastamos hasta el último centavo o lo comprometemos. Si ganamos cada vez más por algún ascenso o por otra prestación conseguida, siempre empezamos a gastar más automáticamente. No nos decimos: --vamos a mantener el gasto con el sueldo bajo que se tenía, eso no sucede.

Las empresas de colocación pueden ser una buena opción  para buscar trabajo,  pero si ya tienes y andas buscando es un albur subir el curriculum ahí, porque si es visto por algún jefe puede considerarse una deslealtad que andes buscan trabajo en otra parte si ya tienes uno.

La edad puede ser una ventaja o desventaja muy grande, ya que muchas empresas consideran que cuando la persona es mayor a 50 años sales muy caro por tus compromisos familiares y otra porque puedes estar en posibilidades de enfermarte. Se supone que la vida útil laboral es hasta los 65 años pero ya a la edad de 50 o más es difícil colocarse en los negocios, siendo realistas.

En una ocasión estaban despidiendo a un empleado porque robó pero no querían decirle porque no tenían todos los elementos, entonces le dijeron que se tenía que ir de la empresa y el preguntaba porque si ya tengo muchos años trabajando, y volvía a preguntar: -- y todo lo que me fregué?  Y el de recursos humanos le contesto: --eso te lo puedes quedar no hay problema! Y sonrió cerrando un ojo!

El ambiente laboral es muy importante, ya que uno puede tener la actitud más positiva pero si los compañeros son muy tóxicos, el ambiente se vuelve insoportable, las traiciones con tal de ascender es el común denominador. En cambio cuando hay un buen ambiente de trabajo y eres despedido, te vas muy triste porque vas a extrañar a tus compañeros de trabajo al alejarte.

El como decirle a la familia que ya no tienes trabajo, es un paso difícil y no sabes si debes ser claro u ocultarlo para no comprometer el funcionamiento familiar, tienes la esperanza de arreglar eso pronto. Han existido casos en  que el señor sigue saliendo de la casa con la camisa con logos de la empresa para no decirles que ya no tenía trabajo. Otra cosa más, si por ese trabajo se habían cambiado de ciudad, y ya había pasado mucho tiempo, los amigos de los hijos adolescentes ya están acá no en la ciudad natal, regresar o quedarse? Un gran dilema.

En una ocasión en el comedor de una fábrica un amigo estaba comiendo y se acercó un compañero de trabajo y le dijo:-- oye va haber recorte de personal y mi amigo muy seguro le contestó, no te preocupes solo corren a los pendejos! A los 2 días se toparon afuera de la oficina de recursos humanos, otra vez mi amigo y su compañero del comedor, y le dijo mi amigo que llevaba la caja con su pertenencia, ahora si ya agarraron parejo dijo! porque lo habían despedido a él también. Y soltó una media sonrisa!

Sabemos que nadie es insustituible pero es importante tratar de dejar algo que solo sabes hacerlo tú  mismo, es como un seguro laboral para ser indispensable. Además otro elemento importante es la honestidad, es una cualidad del empleado que vale mucho, cambiarlo es un riesgo si maneja recursos económicos de grandes cantidades.

En los trabajos siempre hay personas que son los consentidos, los que pueden faltar o no cumplir con los horarios, ellos nunca reciben un reclamo o una advertencia. Me gustaría saber a que Santo le rezan para tener esas preferencias porque es una situación de injusticia o tal vez tienen un padrino muy pesado que los proteja.

Perder el trabajo dicen que se debe vivir como un duelo, como quien pierde a un ser querido o como un divorcio, es tan traumático para algunos que pueden caer en una depresión grave. Es importante que la familia apoye y que la persona despedida les avise a los proveedores, clientes, anteriores trabajos, amigos cercanos, etc que ya no tiene trabajo. No es nada vergonzoso, es para que te consideren en caso de que salga alguna oportunidad.

Hay empleados que se casan con las empresas que creen que van a durar toda la vida y que nunca van a necesitar de nadie en materia laboral. Eso es un error porque uno nunca sabe que va a suceder en el futuro, puede ser que la empresa quiebre o por cambios gubernamentales o por muchas otras razones, siempre hay que ser humilde y considerar lo de “arrieros somos y en el camino andamos”.

Si fuiste despedido ponte inmediatamente a hacer cosas, no te esperes porque la mente es muy traicionera y te puedes deprimir, empieza hacer tus nuevos proyectos ahora. Y piensa que lo vas a lograr!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com