Con consciencia afiligranada

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
63 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

CON CONSCIENCIA AFILIGRANADA

¡Aunque degüelle las paredes!.
Ahogar al mar hasta sus bordes,
con la sed y la sal de la tarde,
con el hígado mortal dulce,
apiadada la pluma de la tinta,
del vino de las últimas batallas,
con las botellas de pico y palas,
del crepúsculo al secarse arena,
roca enroscada y madriguera.

¡Aunque degollaren los pisos al techo!.

Por el mar de nervios y osamentas,
que limpian al crepúsculo lechoso,
con el pelo de la esponja dura lisa,
y el palo del polo pobre blando,
en las bolsas funerarias raras ramas,
y de los globos, ser cataratas ciegas,
por entre los árboles, jinetes de otoño,
están las flores soñolientas acolchadas.

¡Sí, degollad las pesadillas degollando, sí!.

Entre la luz que cuelga del ojo pestañas.
Que desoyen la esquivez desfalleciendo.
Rindiendo vasallaje a los agravios y llagas.
Sin el justo adalid ni el inquisidor llanto.
Porqué están las débiles puertas heridas.
Y el cielo del suelo de suelas marmóreas.
Donde el aire teje la sangre que enmudece.
Entre la calma que disuade al clamor inútil.

¡Hazlo aún degollases, las almohadas,
ya degolladas!.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com